Por Constanza Suárez
27 diciembre, 2018

Aunque Harold McDowell se hizo millonario con una apuesta de solo 5 dólares, para él el mejor premio es la buena salud de su esposa.

La suerte estaba del lado de Harold McDowell en vísperas de Navidad. Cuando le informaron que su querida esposa estaba libre de cáncer, quiso ir a celebrar de inmediato junto a su amada. El casino Borgata fue el lugar elegido, donde apostó sólo cinco dólares. El hombre de 85 años terminó ganado un millón de dólares con aquella jugada.

Cuando el dealer dejó caer sus cartas, Harold se quedó atónito al ver una escalera real de diamantes, una mano con una probabilidad de 1 a 20 millones, según confirmó el mismo casino en su cuenta de Facebook. En ese momento se dio vuelta hacia su esposa y le dice: “Acabo de ganar un millón de dólares”. Ella no podía creerlo.

Harold tampoco podía creer lo que estaba sucediendo, ambos se congelaron de alegría. “Me quedé estupefacto. Me senté allí cómo un idiota”, confesó a The New York Post.

Borgata Hotel Casino & Spa

Es que cómo podría haber reaccionado de otra forma, la situación era realmente sacada de una escena de una película. Porque el golpe de suerte había sido por partida doble: solo el día anterior su esposa había recibido el certificado de que estaba libre de cáncer de parte de su médico. ¿Cuales son las probabilidades de que esto ocurra en la vida real?

La esposa de Harold se había sometido a múltiples cirugías para el cáncer de hígado y pasando gran parte de su tiempo en los últimos años en diferentes hospitales para tratar el cáncer de colon.

Que su compañera de vida estuviese bien fue el mayor regalo para Harold. “Fue una mejor noticia que ella esté saludable: el dinero no es lo más importante“, dijo. Incluso ahora planea dar la mayor parte del dinero que ganó a sus hijos.

“Nuestras vidas probablemente permanecerán más o menos igual. Pero podría mejorar para nuestros hijos. O tal vez tomemos un crucero”, agregó.

Puede interesarte