Por Alejandro Basulto
12 enero, 2021

Trabajos sumamente pesados y riesgosos que ahora pueden realizar tras haber logrado que se levantara la prohibición.

A pesar de los avances tecnológicos y socioeconómicos, en lo cultural la India sigue siendo un país todavía demasiado en deuda con las mujeres y otros grupos sociales que históricamente se han visto más marginados. Las hindúes todavía están limitadas a solo poder ejercer una pequeña cantidad de trabajos, además de que a muchas de ellas no les ha quedado más opción que dedicarse a labores domésticas debido a su crianza y a la carencia de oportunidades. Sin embargo, dos chicas quisieron romper con esto y hacer historia trabajando en un oficio normalmente dominado por hombres.

India Today / Twitter

Se trata de Babburi Sirisha y Vaankudothu Bharathi, dos mujeres de Telangana que desafiando las normas sociales y la misma ley, se convirtieron en las primeras en un unirse a la empresa de distribución de electricidad su poblado, en la que se desempeñan como trabajadores junior de líneas eléctricas. Una conquista contra los roles de género y por la igualdad de estos, que empezó en el año 2019, cuando Babburi Sirisha junto con muchas otras mujeres golpearon las puertas del Tribunal Supremo en 2019 alegando contra la compañía de electricidad local por discriminarlas por su género.

India Today / Twitter

Según informó The Times Of India, ellas instaron a las autoridades para que les dieran iguales oportunidades que a los hombres para postular al puesto como electricistas linieras. Un trabajo que hasta ese entonces, estaba totalmente dominado por el género masculino. Quienes contaban con las reglas a su favor, debido a que en Telangana Southern Power Distribution Corporation Limited( TSSPDCL), se prohibía emplear a mujeres para estos puestos,  ya que consistían de actividades peligrosas y en las que se requiere hacer trabajo pesado.

India Today / Twitter

“Trabajamos duro para llegar aquí. Nos aseguraremos de que nos llamen mujeres de línea”

– declaró Babburi Sirisha

“Ahora no hay nada que pueda detenernos. Demostraremos a todos que las mujeres no son menos en cualquier trabajo que hagan”

– dijo también Vaankudothu Bharathi

Eso no le importó a Babburi Sirisha y compañía, quienes luego de una batalla legal de un año lograron levantar la prohibición, postulándose al cargo y completando Babburi la primera prueba junto a otras ocho mujeres. Posteriormente, vino el último examen, en el que se tenía escalar un poste, lo que Babburi Sirisha y Vaankudothu Bharathi lograron en menos de un minuto, convirtiéndose así en las primeras mujeres electricistas de Telangana.

Puede interesarte