Por Pamela Silva
4 Agosto, 2017

“Mi mami está embarazada… pero es del tío Reid y no se lo quedará”.

El sueño de muchas parejas es ser padres, y cuando no puedes cumplir ese deseo porque tu cuerpo no te lo permite debe ser una de las cosas más terribles que existen. Cuando eso sucede se buscan otras formas de tener un hijo: adopción, inseminación artificial, donantes o vientres sustitutos.

Amanda Patterson, 33, es una de esas mujeres. Después de sobrevivir a un agresivo cáncer de colon en etapa 3, sus doctores le dijeron que nunca podría tener hijos.

Amanda con su esposo Reid. PA

Ella y su esposo Reid desde ese momento comenzaron a pensar en las opciones que tenían para poder tener el hijo que deseaban. Los óvulos de Amanda estaban en perfecto estado, pero era su útero el que no podía albergar un embarazo.

Así que la respuesta fue clara: una sustituta. Pero nunca pensaron que el ofrecimiento para gestar a su hijo vendría de alguien tan cercano, su cuñada Rachel.

Amanda y Rachel. PA

Rachel es la esposa del hermano de Amanda, con quien empezó a salir desde la secundaria por lo que se conocen desde hace años. Más que cuñadas se consideran grandes amigas.

Así que cuando la idea de la adopción quedó descartada -el cáncer de Amanda no los hacía buenos candidatos-, la misma Rachel recordó que cuando le contó a su doctor el problema de su cuñada, él le habló sobre ser la sustituta.

“Recordé las palabras de mi doctor y pensé ‘en verdad puedo ser la sustituta’. Antes de discutirlo con Micah, su esposo, se lo sugerí a Amanda. No creo que ella tomará en serio lo que estaba diciendo”.

-Rachel.

Pero fue insistente, les escribió a ambos largos mensajes de textos asegurando que su propuesta era completamente seria.

“Al principio dijeron que nunca podrían pedirme eso, pero les dije que era la persona ideal para hacerlo”.

-Rachel.

PA

Así que finalmente se lo pidieron y en el primer intento de la inseminación artificial Rachel quedó embarazada.

“Mi esposo es complemente comprensivo con esto y no creo que piense que es raro que tenga al hijo de su hermana.

Este embarazo es diferente, porque no es mío. Se que siempre tendré un vínculo especial con esta niña, no me siento como su madre, sino como su cuidadora”.

-Rachel.

PA

La reacción más graciosa fue de su hija, quién no para de hablar del tema, incluso en baños públicos.

“Mi mami está embarazada… pero es del tío Reid y no se lo quedará”.

Te puede interesar