Por Maximiliano Díaz
4 enero, 2018

Ex amiga de Tom y Katie Holmes contó enigmáticos detalles de la boda y de las raras costumbres de la Cienciología.

Muchos recordamos la época en la que Katie Holmes y Tom Cruise estuvieron casados. La pareja, enamorada y con la decisión de contraer compromiso por la extraña iglesia de la cienciología, dio a luz a una niña llamada Suri.

Mucho se dijo de la niña desde el primer momento en el que se anunció el embarazo de Holmes: desde que éste era falso, hasta que la niña, por su falta de presencia en los medios, en realidad nunca habría sido real.

Splash News

Lo cierto es que Suri era más real que la cienciología. Y ahora, a 12 años de que la pareja contrayera matrimonio durante el 2006, y ahora que Cruise y Holmes están divorciados y ella dejó la cienciología; y que Leah Remini (quien fue una gran ciencióloga y amiga de la pareja) también abandonó la iglesia para volver al catolicismo, es necesario recordar algunas cosas sobre la vida de Cruise y su rol paternal. 

https://www.instagram.com/p/BcULzpqj74t/?hl=es&taken-by=tomcruiseofficial_

Hace exactamente 11 años y 10 meses, Leah Remini encontró a la pequeña Suri llorando en el baño de un restaurante mientras la pareja celebraba una fabulosa cena en nombre de su futuro matrimonio.

Suri tenía apenas 7 meses de vida, y Remini relató que se levantó de la mesa para ir a ver de dónde venía aquel desgarrador sonido. Una vez allá, se encontró con que la asistente y la hermana de Tom estaban manteniendo a la bebé en el piso.

Según estudios de la cienciología, esta religión propone el llanto de los bebés como una forma efectiva de comunicación.

Ya ha pasado mucho desde aquel episodio, y Cruise es uno de los pocos asistentes a esa cena que sigue con las ideas de la cienciología aún en su cabeza, pero esto no termina ahí, ya que todo se ha tornado mucho más macabro.

Actualmente, Suri tiene 11 años, y no se la ha visto en compañía del actor desde el 2013, pues, según indican fuentes pertenecientes a la iglesia, aseguran que la niña está poseída.

INF

Cruise es un estandarte, una figura poderosa dentro de la comunidad de la cienciología, y no puede permitirse, por ningún motivo, estar cerca de una amenaza tal como lo es su hija. Es por eso que ya no la ve ni la llama, y ni siquiera se apareció para su cumpleaños número 11, celebrado hace apenas un par de meses.

Se ha oído hablar incluso que Cruise planea intentar exorcizar a su hija para que vuelvan a retomar la relación, ya que él extraña mucho poder pasar el tiempo con ella, pero está atemorizado.

¿Qué es lo que sigue? El actor debe controlarse.

Puede interesarte