Uno de los protagonistas se reconoció en las imágenes de denuncia que subió una pareja a Facebook.

Stephen McMenamin y su esposa Hanna fueron al hospital de para veteranos de Durham, en Estados Unidos, porque él sufría un dolor severo en su espalda. Estaban allí para ayudarle a él con sus molestias, pero cuando vieron a los otros pacientes y la forma en que el personal los trató decidieron que tenían que hacer algo.

La pareja se espantó al ver a dos pacientes que tenían enormes dolores y que incluso colapsaron en la sala de espera sin recibir atención de la enfermera que estaba a cargo.

Todo sucedió el viernes 24 de febrero y Stephen, que es ex militar, decidió tomar fotos de la situación para denunciar el trato del hospital.

Las imágenes se hicieron virales en Facebook y llegaron a uno de los hombres afectados: Jesse Lee, quien se reconoció en su silla de ruedas y sufriendo por los dolores tras la amputación de una de sus piernas.

Stephen McMenamin

“Deberían atender a alguien que sufra dolor severo” (…) “Es de los peores dolores que he sentido en mi vida”.

-Jesse Lee, en conversación con WRAL-TV-

Jesse denuncia que espero por horas para que le atendieran, pero que la enfermera del hospital ignoraba sus ruegos. Pasó al menos tres horas en la sala de espera.

“El hombre se agachó tomando la silla, estaba gritando de dolor y a punto de tener convulsiones, casi cayéndose de su silla por el dolor enorme que sentía”.

-Hanna McMenamin, en su cuenta de Facebook-

El otro paciente que llamó la atención de Stephen y Hanna no ha sido identificado, pero estaba allí por dolores que le impedían caminar o sentarse. La pareja relata que cuando pidió a una enfermera que le diera un lugar para recostarse, ésta le dijo que se sentara.

Stephen McMenamin

Stephen estaba en una silla reclinable (por su dolor de espalda) y decidió cederle el lugar, pero a los 15 minutos la misma funcionaria se acercó al desconocido y le ordenó que volviera a las sillas fijas.

Finalmente el hombre colapsó en el piso del hospital.

Stephen McMenamin

“Le exigió que se sentara en el área de espera, dejando la silla reclinable completamente vacía. Luego de ver cuán brusca era la enfermera, mi esposo se acercó a ella y le preguntó por qué el hombre no podía estar en la silla reclinable si él había estado allí cerca de 30 minutos. Ella se rehusó a dar explicación o incluso su nombre y salió rápido del lugar”.

-Hanna McMenamin, en su cuenta de Facebook-

Hanna y Stephen publicaron su denuncia en Facebook. Allí también compartieron las imágenes de los dos hombres -tapando sus rostros- e hicieron una severa crítica al trato a los pacientes.

Stephen McMenamin

Su publicación suscitó enorme polémica e incluso acciones: el hospital anunció que suspendió temporalmente a la funcionaria involucrada en el caso y que realizará una investigación interna para determinar responsabilidades en el caso.

“Es un honor servir a los héroes de América y las acciones que no se estén en línea con nuestros valores centrales no serán tolerados (…) Nos enorgullece proveer el cuidado de mejor calidad a los veteranos que servimos y responder a sus necesidades”.

-DeAnne Seekins, director del hospital de veteranos de Durham, citado en el Daily Mail-

¡Esperamos que esta situación termine con las sanciones correspondientes, para que esto no se repita más!

Puede interesarte