Por Irene Cereceda
20 diciembre, 2016

Internet explotó en críticas y burlas.

Lo que podía parecer una fotografía ordinaria que captura a representantes del gobierno de Mauricio Macri, en Argentina, terminó costándole el trabajo al asesor de una diputada luego que decidiera intervenir la imagen con un poco delicado Photoshop causando gran revuelo y muchas burlas en las redes sociales, sobre todo en Twitter. 

Todo comenzó cuando los políticos se reunieron en la casa de Sergio Massa para negociar el proyecto de impuesto a las ganancias. En el lugar, se encontraban diversos personajes de la política argentina, entre los que destacaban, el ministro del Interior, Rogelio Frigerio y el vicejefe de Gabinete, Mario Quintana. 

El diario El Clarín anunció en su edición esta reunión y publicó la imagen en la que se puede ver a estos políticos discutiendo en una mesa y con platos de sushi.

Twitter

Extrañamente, a la mañana siguiente, en Twitter comenzó a circular la misma fotografía pero sin el sushi…

Twitter

La foto fue publicada desde el Twitter de la diputada Graciela Camaño, quien la compartió con el siguiente enunciado:

“Alguna se pasea en TV Nosotros el domingo a la noche trabajamos para que los funcionarios entiendan que hay que bajar impuestos a las ganancias”

Lamentablemente, la fotografía original ya había sido publicada en El Clarín y las personas notaron inmediatamente el error. Y es allí donde comenzó a viralizarse la imagen con burlas.

Al respecto, y por toda la polémica, se le preguntó a otro representante de Macri, Nelson Castro, por qué habían borrado el sushi de la fotografía a lo que él respondió que fue un error del asesor de la diputada Graciela Camaño:

“Uno de los chicos que trabaja con Graciela (Camaño), o que trabajaba porque Graciela se enojó mucho y lo echó, por ahí quiso pecar de muy eficiente; nosotros habíamos girado la foto tal cual estaba”.Él le manejaba la cuenta (de Twitter) quiso hacer un mérito con su jefa, y Graciela se enojó, obviamente. Por segunda vez comete un error y Graciela, que es muy exigente con los que trabajan con ella, lo echó”

Nelson Castro– vía El Clarín

Y así fue como este error le costó el trabajo a esta persona quien lo pensará dos veces cuando quiera photoshopear una fotografía, sobre todo si se trata de reuniones de gobierno.

¿Cuál es tu opinión sobre esta situación?

Puede interesarte