Por Elena Cortés
25 abril, 2017

Se había convertido en economista recientemente.

Se llama Maria Rita, tenía 24 años y durante toda su vida tuvo que cargar el peso del apellido que tuvo. Logiudice, una familia famosa por ser un gran grupo de mafiosos de la “Ndrangheta”, que todos conocen en la región de Reggio Calabria. Asesinatos, venganzas, extorsiones, robos y muchos otros actos criminales persiguen al apellido. El padre de la chica, Giovanni y sus tíos, Luciano y Nino, están en la cárcel. Esto fue lo que pasó en sus últimos y trágicos días de vida.

Todo comenzó cuando Maria Rita Logiudice estaba a punto de celebrar el haber terminado con éxito su carrera de economía en la Universidad “Degli Studi Mediterranea de Reggio Calabria”.

Facebook

Antes de graduarse, Maria Rita decidió tomar un paso muy importante y riesgoso confesándole a su novio y sus mejores amigos quién era su padre. Desgraciadamente, no obtuvo las reacciones que esperó… y todos rápidamente se alejaron de ella. Suponemos que algunos por temor, y otros por repudio. 

Cuando organizó la fiesta para festejar que por fin podía llamarse economista esperó la presencia de sus cercanos… sin embargo, nadie asistió. 

Lo único que Maria Rita quería era alejar el horrendo oscuro del apellido y demostrarle a todos que ella no tenía nada que ver en los asuntos criminales de su familia. Siempre obtuvo buenas nota, participó en todas las actividades que pudo, hizo viajes de estudios y jamás se portó de mala manera. Estaba buscando mudarse a Bruselas o Frankfurt para empezar una vida distinta. El rechazo social pudo más.

Giovanni Logiudice/AP

La joven de 24 años no aguantó el hecho que nadie la aceptara por quién fuera, que todos la juzgaran. Al verse completamente sola, sin amor ni amistades, decidió tirarse por el balcón de su casa, sin dejar ningún mensaje de despedida. 

Facebook

Esta noticia ha conmocionado por completo a Italia porque es un clarísimo ejemplo de una muchacha que quiso encontrar en los estudios una vía de escape para alejarse de lo “manchada” que estaba su familia. Quería huir. 

El fiscal, Federico Cafiero de Raho, dijo que “el aislamiento, la marginación y la exclusión llevaron a quitarse la vida” a la joven.

Facebook

 “Esto debe tocar la conciencia de todos. Si hay una chica que se ha labrado un camino en la vida académica con su propia honestidad, ha conseguido graduarse como instrumento para alejarse de la familia mafiosa de la que forma parte y no somos capaces de integrarla, hemos perdido todos. Es un hecho gravísimo del que todos somos responsables. Hemos perdido a una joven que estaba intentando tomar un camino diferente, no hemos tenido la sensibilidad de comprender que hay cambios en los que todos debemos participar”.

-Federico Cafiero- 

Por su parte, la familia de Maria Rita está pidiendo que se efectúe la autopsia, y hasta que se obtengan los resultados, el funeral quedó pospuesto.

Facebook

El abogado de los Logiudice, Renato Russo, alertó que la familia quiere descubrir cuál es la causa de la muerte y llegar a cualquier pista que la pueda explicar. “La madre ha dicho que la vio muy rara y alterada la noche antes del suicidio y eso es algo que le ha quedado grabado en la mente, porque la chica no bebía, no fumaba y nunca ha consumido drogas, concluyó.

Facebook

Como reflexión personal me queda decir que nadie supo interpretar los mensajes de María Rita, y sus enormes ganas de huir de un mundo al que jamás perteneció. Lo único que soñaba era gozar de una vida de economista y ser feliz. ¿Realmente podemos juzgar a alguien por su apellido? ¿O somos humanos y podemos dejar los prejuicios de lado? ¿Tú qué dices? 

¡Qué descanse en paz! 

Facebook

¿Qué opinas sobre esto? 

Puede interesarte