Por Diego Cid
17 mayo, 2017

Nadie pensó que pediría algo tan violento “por piedad”.

El hombre que vas a ver a continuación es J.W. “Boy” Ledford Jr., tiene 45 años y fue condenado a muerte por el homicidio de su vecino de 73 años, el Dr. Harry Johnston, cometido en 1992. A pesar de que las ejecuciones son normales en estados como el de Georgia, donde espera la hora de cumplir su condena, su caso ha causado revuelo por sus últimas peticiones antes de morir.

Nota de autor: Este post ha sido actualizado a medida que los sucesos se han desarrollado. Continúa leyendo para saber la resolución del caso.

En especial su última cena.

Sí, los prisioneros en el pasillo de la muerte tienen el “placer” de recibir una última cena que ellos pueden pedir antes de tener que recibir la inyección letal. En este caso, pidió una de 5000 calorías consistente en un filete envuelto de tocino con queso Pepper Jack, patatas fritas, 10 filetitos de pollo con salsa, chuletas de cerdo fritas, una cebolla frita abierta, un pie de nuez con helado de vainilla, un sorbete y una Sprite.

La petición la realizó junto a otra bastante peculiar: que lo elimine un pelotón de fusilamiento.

Sí, pues sus abogados reclamaron que sería la única forma apropiada. El motivo: Ledford sufría de efectos secundarios a raíz de un tratamiento que recibió por un problema a sus nervios. De esta forma, la inyección letal pasaría a causarle una lenta y duradera agonía. Sin embargo, la demanda fue desechada por el Juez Steve Jones. Eso no significa que los abogados se quedaran de brazos cruzados, pues protestaron a la Corte de Apelaciones de Estados Unidos.

Ledford Jr. estuvo expuesto por un tiempo prolongado a la droga gabapentin, la que haría que la inyección letal de pentobarbital no le pudiese dejar inconsciente ni disminuir la sensación de morir.

Los abogados del Estado dijeron en la corte que debieron haber alertado al Estado hace años en vez de cinco días antes de su ejecución. A pesar de que por la parte de Ledford Jr. también intentaron pedir clemencia, ésta fue negada.

Departamento Correccional de Georgia

Finalmente, J.W. Ledford Jr. fue la primera ejecución del año en Georgia.

A pesar de que estaba programada para las 7 p.m. del martes 16 de mayo de 2017, ésta sufrió un retraso de más de 6 horas debido a que se esperaba el fallo de la Corte Suprema frente a una última apelación. Fue pronunciado muerto a las 1:17 am.

Associated Press

La pena de muerte es legal en EE.UU. en 31 de sus estados y es un tema recurrente de protesta a raíz de quienes estiman que este tipo de castigo debiese ser abolido

Te puede interesar