Por Josefina Pizarro
15 Mayo, 2017

Su mundo se volvió mucho más brillante.

A veces no agradecemos lo que tenemos en la vida. Nos quejamos por cosas que,  si lo piensas, son completamente superficiales, como tener un carro más grande o un mejor puesto de trabajo. En otros lugares las personas están sufriendo de enfermedades, de hambre, de sed. Es por eso que este caso me impacta tanto, de un niño que pasó toda su vida son poder ver los colores. Pero cuando ve lo que hay dentro de la caja, no deja de llorar, completamente emocionado.

Él es Xavier McCoury de 10 años, un chico entusiasta y de buenos modales que son completamente contagiosos. Lo que no es evidente al conocerlo por primera vez es que sus ojos son algo diferente.

Caters

El chico, que cursa cuarto grado, es completamente ciego de color, un rasgo genético que fue transmitido de su abuelo.

La ceguera de color no es poco común. Según el Instituto Nacional del Ojo, hasta el 8% de los hombres y el 0.5% de mujeres tienen alguna forma de ceguera de color. Sin embargo, la condición de Xavier es mucho más rara, ya que sólo puede ver el mundo en negro, blanco y gris.

Como una película de otras épocas.

La madre de Xavier, Melissa, sabía que existía la posibilidad de que él pudiera ser daltónico.

Fue a los tres años, recuerdo que estábamos hablando y que no estaba seguro de qué color era un conejo” dice Melissa.

Hoy, siete años después, la historia es otra.

Caters

Don MacPherson, quien tiene un doctorado en la ciencia del vidrio, descubrió las “gafas para los ciegos” que, en pocas palabras, permiten ver a las personas ciegas de color todos los colores como el resto de las personas.

La tía de Xavier, Selena, se enteró por primera vez de las gafas. Pero después de las estadísticas de Xavier en la prueba de compatibilidad del sitio web, no estaban seguros de que funcionara en él.

Caters

“Hemos estado orando por esto durante mucho tiempo, buscando respuestas y haciendo investigaciones en el pasado, pero no había nada que parecía estar funcionando” dice Melissa.

Pero igual decidieron darle una oportunidad. Las compraron y sorprendieron al pequeño para su cumpleaños.

Cuando le explicaron a Xavier lo que eran casi se le cae la cara de la sorpresa. Pero espera a ver cuando se los prueba:

“No sabía que esto es lo que los humanos realmente ven… mi pensamiento era ‘si esto es color, porque sí lo es, es impresionante” recuerda Xavier.

Caters

Las gafas funcionaban.

¡Qué hermoso! Y ahora el mundo tiene mucho más para ofrecer.

Caters

Y, en cuanto a su color favorito…

El amarillo es mi color favorito porque cuando estaba sin verlos era todo oscuridad. Ahora que lo veo es brillante y destaca” dice Xavier.

¡Me encanta!

¿Has apreciado últimamente lo que tienes o sólo piensas en lo que te gustaría tener?

Te puede interesar