Por Francisco Armanet
13 diciembre, 2017

La figura paterna del chico que fue víctima de bullying es racista, convicto y nazi.

El video publicado en redes sociales hace pocos días por la madre de Keaton Jones conmovió hasta las lágrimas a millones de personas alrededor del mundo. Y es que la frustración del chico de apenas 11 años que no conseguía entender por qué sus propios compañeros de escuela le hacían sufrir tanto, nos tocó el corazón e hizo empatizar irremediablemente con su angustia. Sin embargo, el bullying del que Keaton fue víctima también despertó un agobiante sentimiento de rabia en cada uno de los que escuchamos sus palabras y vimos su llanto a través de la pantalla. Era de esperarse que así lo fuera, pero la persona que supuestamente debía sentir la impotencia más fuerte de todos, no estuvo ni cerca de hacerlo.

Él es Shawn White, el hombre que vio nacer a Keaton, pero que rápidamente se convirtió en un padre frío, distante, y en un pésimo ejemplo para cualquier niño.

The Sun

Conocido por ser una persona racista y extremadamente violenta, Shawn pasó muchos años rozando en la ilegalidad y ventilando toda su ira a través de comentarios discriminatorios en las redes sociales.

Tenía parte importante de su cuerpo tatuado con símbolos nazi, además de siglas racistas y comentarios homofóbicos. 

The Sun

Pero, como si nada de esto fuera lo suficientemente grave a la hora de educar a un niño, en 2015 la justicia condenó a Shawn a 3 años de prisión efectiva por cometer el delito de asalto a mano armada con agravantes. El hombre ha estado encarcelado desde ese entonces.

Arrests.com

Estos nuevos antecedentes sobre la vida familiar de Keaton no hacen más que reflejar el fracaso que sus figuras representativas han tenido a la hora de educarlo y entregarle el afecto que todo niño en este mundo debería recibir. 

Esperamos que alguien se cruce rápidamente en su camino y lo ilumine de una vez por todas.

Puede interesarte