Por Andrés Cortés
15 mayo, 2017

¿Conoces la historia de Alexey Navalny?

Rusia es uno de los países de los que más desconectados estamos. Su inentendible lengua y su lejanía, tanto geográfica como sociocultural con nuestra sociedad occidental, hacen que nos encontremos poco informados de las cosas que ocurren en el ex país soviético. Pero si algo sabemos del frío país es que el gobierno de Vladimir Putin da para hablar y hoy lo hacen con un extraño líquido verde.

Alexey Navalny es considerado como el principal líder opositor de Rusia el cual, recientemente, fue rociado con un extraño líquido verde en una de las manifestaciones que convocó.

El líquido verde se llama “Zelyonka” y es una sustancia que, en Rusia, se emplearía como antiséptico.

Si bien el líquido se podría llegar a ver de manera inofensiva y hasta graciosa, puede llegar a ser una sustancia muy peligrosa.

“Sherk 2, ahora tuerto”

Vitaliy Shevchenk, especialista en el tema, habló con la BBC y explicó lo siguiente:

El líquido se ha convertido en el arma de preferencia contra los críticos al gobierno de Putin en tiempos recientes.

A uno de los blogueros más populares en el país, Ilya Varlamov, también le lanzaron el antiséptico en dos oportunidades, el mismo día que a Nalvany.

-Vitaliy Shevchenk

Pero, ¿por qué usar un antiséptico?

La razón sería más simple de lo que pensamos: mancha la piel y es difícil de quitar. Esto impediría que los manifestantes “marcados” participen en actividades públicas u otra eventos. Además, el líquido verde no causaría un daño permanente. Pero esto no quiere decir que no cause daño.

Luego de la concurrida protesta en la que Navalny fue rociado con zelyonka, inmediatamente fue trasladado a un hospital.

De acuerdo a los reportes médicos, Navalny sufrió quemadura química en su ojo derecho.

Instagram Alexey Navalny

En la publicación de su Instagram, Navalny dio más detalles asegurando lo siguiente:

“Perdí el 85% de la visión en el ojo derecho. Solo puedo ver las letras de mayor tamaño cuando me muestran el material que usan los optometristas en los exámenes de la vista.

Lastimosamente, necesitaré meses para recuperarme”.

-Alexey Navalny

Si bien esta no es la primera vez que rocían al Navalny con el antiséptico verde, esta ha sido la ocasión en que mayor daño le ha causado.

Instagram Alexey Navalny

A pesar de esto, el líder ruso no pretende detener sus llamados a protestas, las cuales exigen la renuncia del primer ministro ruso, Dmitry Medvedev, quien es acusado de corrupción debido a que es dueño de mansiones, yates y viñedos, controlando una fortuna mucha más amplia en comparación a su salario oficial.

Figura en representación de Dmitry Medvedev – AP

La situación política en Rusia no está pasando por su mejor momento. En la última manifestación, donde Navalny fue rociado con zelyonka, arrestaron a más de 500 manifestantes y el líder fue condenado a 15 días de prisión, condecorándose así como la protesta más grande en Rusia desde el año 2012.