Por Elena Cortés
9 diciembre, 2016

«… logró llegar a la superficie y nadó entre los cadáveres. Alcanzó al barco que los guiaba que era de traficantes. Aún así se subió y lo ayudaron…».

Todo comenzó el 9 de abril de 2016. Un barco se hundió en medio del mar Mediterráneo y nadie hace nada al respecto. ¿Qué es lo que realmente sucedió? Más de 300 personas viajaban en la oscura bodega de un viejo pesquero. Y sobre la cubierta iban otros 200 migrantes. La mayoría ellos procedían del Cuerno de África (Somalia, Kenia, Etiopía, Eritrea y Yibuti).

El barco medía 21 metros y, con las más de 500 personas que llevaba a bordo, pesaba unas 10 toneladas lo que significa que iba sobrecargado.

BBC

Todos sabemos que el mar tiene sus propias reglas y el vaivén era insoportable. Los pasajeros, con la intención de equilibrar la nave, se movían de un lado para otro. Pero, la situación simplemente empeoró y nadie imaginó la tragedia que estaba por venir.

Hay que tener en cuenta que cuando hay sobrepeso en un barco es prácticamente una sentencia de muerte en el mar segura.

BBC

Repentinamente, ahí en medio de la nada se escuchó un crujido que anunciaría lo que pasaría a continuación… el barco pesquero volcó.

Uno de los cientos de pasajeros, Ayimo, perdió a su esposa e hija. Y cuenta a la BBC que hasta el día de hoy escucha sus voces y recuerda todos los momentos que compartió con ellas. Él logró llegar a la superficie y nadó entre los cadáveres. Alcanzó al barco que los guiaba… era un barco lleno de traficantes. Aún así se subió… lo ayudaron.

Él mismo rescató a otras dos personas. Sin embargo, cuando trató de tirar de una tercera recibió un golpe. Y uno de los traficantes lo amenazó con un cuchillo.

BBC

El barco de los traficantes avanzó dejando atrás alrededor de 100 personas todavía vivas nadando para no ahogarse. Al hundimiento de la nave pesquera sobrevivieron apenas 37 personas, entre ellas Ayimo.

La sobrecarga del barco era tal que, si alguien tuviera que responder por lo sucedido, se enfrentaría a una acusación por homicidio. Eso es lo que trata de probar el abogado de las víctimas egipcias ante un tribunal de ese país.

Hasta la fecha no se ha presentado ninguna demanda formal por homicidio o por asesinato, y ninguna autoridad ha investigado el suceso.

JUSTICIA:

Se sabe que hasta ahora algunas personas como Abdul Hamid, un funcionario público de Alejandría, quien se dispuso a descubrir quién era responsable de la tragedia en la que también desapareció su hijo Ibrahim. A pesar de ello, en julio, un tribunal de Alejandría condenó a siete personas en ausencia por un fraude no relacionado.

BBC

Por su parte, el Ministerio de Justicia egipcio informó con un comunicado que hay una ley fue ratificada en noviembre de este año para ayudar a combatir la migración ilegal. No aclaró qué indagaciones se habían realizado hasta le momento relación al naufragio del 9 de abril, pero añadió: «Si se prueba que el crimen ocurrió, Egipto no dudará en llevará a cabo las investigaciones pertinentes para esclarecer los hechos».

Hasta el momento , no se ha solucionado nada con respecto a este naufragio y a pesar de que la BBC reveló todo esto a través de un documental con testimonios y todo, no se ha hecho más al respecto.

¿Qué opinas al respecto?

Puede interesarte