Por César Ruiz
30 abril, 2018

Para tenerlo muy en cuenta.

Hay veces que las travesuras de los niños no tienen explicaciones lógicas. Este pequeño estaba jugando y de repente su cabeza quedó atrapada en medio de dos estrechas barras de metal y no puede salir de ellas. El papá llega e intenta rescatarlo pero no lo consigue hasta que el niño toma una mejor decisión.

Afortunadamente no tuvieron que recurrir a métodos más extremos, como llamar al departamento de bomberos.

El papá primero intenta la forma más lógica.

Pero es claro que no va a salir de esa manera.

Luego intenta abrir las barras

¡Pero no se puede!

YouTube
YouTube

De pronto, el niño encuentra una solución más ingeniosa.

¡No la había imaginado! Mira cómo se las ingenió el pequeño a continuación:

Lo que parece un momento terrorífico y difícil de arreglar termina quedando como un gracioso recuerdo. La única opción que quedaba era ¿cortar la barra?.

Puede interesarte