Por Javiera Spröhnle
4 enero, 2017

El lamentable hecho se originó por una inocente actividad escolar.

Pon un 9 al medio de un círculo de personas, pregúntales qué ven y observa cómo discuten respecto a si es un 9 o un 6. Esta moraleja deja en evidencia que todo en la vida depende mucho desde el punto de vista que se esté mirando. Sobre un mismo hecho, siempre habrán tantas versiones como testigos. Así mismo pasa con la historia mundial.

actualidad.rt

Hace algunos días la Hsinch Kuang-Fu High Scool –escuela de Hsinchy City, al norte de Taiwán – protagonizó un desfile en el que los estudiantes iban disfrazados de solados nazis, portaban banderas con esvásticas y paseaban dentro de un tanque de cartón. A nadie, autoridades escolares incluidas, les pareció extraño, hasta que las imágenes llegaron a las delegaciones diplomáticas de Alemania e Israel. De inmediato, Cheng Hsiao-ming, director de la escuela, pidió disculpas y presentó su renuncia. Mientras que los profesores responsables de la actividad fueron sancionados.

zorokobu

El lamentable hecho partió de una inocente actividad escolar. A los alumnos se les propuso realizar un desfile relacionado con alguna figura histórica que debían elegir ellos mismos. Tras varias votaciones, ganó Adolf Hitler, pero nada más porque pensaron que sería más fácil armar el desfile en torno a ese tema, ya que sus uniformes escolares eran fácilmente transformables en uniformes nazis.

sovereignman

Parece un pensamiento demasiado frívolo tratándose de un tema tan delicado como lo es el Holocausto. Pero, tendría una explicación bastante lógica:

Según el New York Times, este tipo de “desatino” tendría que ver con la falta de educación que se tiene respecto a la Segunda Guerra Mundial en las escuelas asiáticas, pues las cuentan desde su propia experiencia. A pesar de que las fuerzas del Eje estaban formadas por nazis y japoneses, la distancia geográfica y cultural con Europa hace que los libros de texto no incluyan detalles de la guerra en ese continente y menos del Holocausto.

taringa

Esto no solo sucede en Taiwán, en el 2007 hubo un desfile similar en Tailandia, al que nadie local le tomó importancia, hasta que la notica comenzó a circular por internet y desde el extranjero condenaron el acto. Además, en este país y otros como Japón, existen tiendas especializadas en productos que abordan el nazismo desde la frivolidad ; comercios donde se pueden comprar réplicas casi exactas de uniformes, con los que, muchas veces algunos novios se casan. La “moda nazi” en estos países es tal, que incluso le llaman “nazi-chic”. Esto se podría explicar con la misma teoría que propone el New York Times.

zorokobu

Lo bueno es que, producto de este revuelo, las autoridades están organizando un programa educativo en el que, a través de películas y encuentros con la comunidad judía de Taiwán, se explique la magnitud del régimen nazi; para que, así, la población tome mas conciencia sobre este importante hecho histórico. 

Puede interesarte