Por Ignacio Mardones
22 diciembre, 2017

Quizás tú haces lo mismo y ni siquiera te has dado cuenta.

La tecnología nos absorbe más de lo que pensamos. De a poco vamos cayendo en el espiral de la adicción y se vuelve casi imposible salir. El cortometraje a continuación cuenta la triste historia de una mujer que lo único que hacía era vivir a través de las redes sociales. Ella transmitía comunicaba acción por medio de sus cuentas, sin embargo no había nada que le diera una alegría real. Esto es algo común en la sociedad contemporánea, aunque son pocos los que aceptan el problema. Quizás esta historia saque a varios del letargo… es muy necesario.

httpv://youtu.be/d5hDy4F_dWE

Lo primero que hacía al despertarse era tomar el celular…

Prácticamente toda su vida consistía en mantenerse “conectada”.

De pronto se dio cuenta de que algo estaba mal. Había un vacío muy grande en ella y su realidad virtual se derrumbó.

¿Qué piensas de esto?

Puede interesarte