Diversos estudios afirman que aproximadamente 12 millones de niñas llegan al altar antes de cumplir 18 años.

Es una dolorosa tradición que permanece en algunos rincones del mundo, los matrimonios infantiles se dan en diferentes clases sociales, continentes, idiomas o religión, y las principales víctimas son nuestras niñas que solo quieren seguir riendo con sus amigos que juegan en las tardes, y no llegar al altar con un hombre que podría ser su bisabuelo.

Los matrimonios infantiles no solo son un delito que debería estar penado por las leyes de todo el mundo, sino que son un daño irremediable para una menor de edad que no supera los 14 años. 

International Center for Research on Women, una organización multinacional que promueve los Derechos Humanos, estima en uno de sus estudios globales, que cada año, 10 a 12 millones de niñas en el mundo, llegan al altar antes de cumplir 18 años.

La Unicef en sus informativos sobre los Derechos Humanos Infantiles, explica que el matrimonio infantil es más frecuente en África y parte de Asia. En el Niger por ejemplo, el 77% de sus mujeres entre 20 y 24 años se casaron antes de cumplir 18 años, en Bangladesh, es un 65%.

Stephanie Sinclair

La National Geographic, preparó una exhaustiva investigación liderada por la fotoperiodista Stephanie Sinclair, ganadora de un premio Pulitzer por su reportaje Too Young to Wed: The Secret World of Child Brides –Muy joven para una boda: El mundo secreto de las novias infantiles.

Por 8 años, Stephanie investigó esta realidad oculta en India, Yemen, Afganistán, Nepal y Etiopía, donde conoció historias de un abuso infantil que han sido disfrazados y defendidos en aldeas y pueblos del mundo, por ser, según ellos, tradiciones familiares.

El matrimonio infantil sigue ocurriendo lamentablemente en el siglo XXI, las historias que recopiló Sinclair, son una muestra de ello.

1. Sidaba y Galiyaah

Stephanie Sinclair/National Geographic

Estas novias de Yemen, bajan después de celebrar su fiesta nupcial con las mujeres de la familia: Sidaba y Galiyaah son veladas y acompañadas a la que será su vida con sus maridos.

Una activista de Sannaa, en Yemen, explicó a la reportera de la National Geographic que muchas chicas ven el matrimonio, como una forma de escapar del control de sus familiar.


2. Tahani , 8 años

Stephanie Sinclair/National Geographic

Tahani (en la foto, la niña de vestido color rosa) confesó que sus primeros meses de matrimonio con Majed, fueron muy difíciles: “Cada vez que lo veía, me escondía. Odiaba verlo”, dijo.

Con Majed se casó cuando tenía 6 años, él tenía 25. Ambos permiten que los fotografíen en la puerta de su casa en el poblado de Hajjah, en el noroeste de Yemen. La pareja de adelante, es su antigua compañera de clase llamada Ghada y su esposo.


3. Asia: Madre a los 12

Stephanie Sinclair/National Geographic

Tiene 14 años en la foto, y lava a su hija recién nacida, mientras su primogénita de 2 años, está jugando. En su casa de Hajjah, Yemen, cuenta que aún no sangra a raíz del parto y no sabe cómo cuidarse, ya que no tiene acceso a esa información.


4. Impunidad retrógrada y medieval

Stephanie Sinclair/National Geographic

En Kandahar, una ciudad de Afganistán, este hombre apuñaló a su mujer de 15 años por no cumplir sus órdenes y desobedecerlo.

La mujer que está al lado del hombre, es policía y se llama Malalai Kakar; cuando le preguntaron que pasaría con el marido, dijo que “Nada. Aquí los hombres son los reyes”.


5. Bodas después de medianoche en India

Stephanie Sinclair/National Geographic

El matrimonio infantil es algo ilegal en India, pero se siguen haciendo: mucho después de medianoche, despiertan a Rajani, una pequeña de 5 años para llevarla a su boda, en la foto la carga su tío.

“Estas bodas son un secreto que se guarda en estas aldeas”, explicó un granjero de la zona.


6. La boda de Rajani: una tradición maldita

Stephanie Sinclair/National Geographic

Los rostros de estos niños reflejan lo que todos pensamos: no tienen idea de qué está pasando ante ellos.

Rajani y su novio, se miran el uno al otro, mientras son casados ante el fuego sagrado. En esta tradición, se dicta que la joven novia vivirá con sus padres, hasta la pubertad, donde se hace otra ceremonia, para ser entregada a su marido.


7. El llanto en busca de misericordia

Stephanie Sinclair/National Geographic

En una pequeña aldea de Nepal, el matrimonio a edad temprana es algo común, pero Surita de 16 años, no quiere abandonar su hogar.

En la imagen aparece protegida con una tradicional sombrilla nupcial, y es trasladada en ese carro al pueblo de su nuevo marido.


8. Casadas y sin estudios

Stephanie Sinclair/National Geographic

Estas jóvenes esposas, son de un pueblo al oeste de Yemen. Al comienzo de la entrevista, se mostraban tímidas y reservadas; todo hasta, que tocaron el tema educacional.

La mayoría de ellas, se habían casado entre los 14 y 16 años, nunca habían pisado una escuela: en la entrevista afirmaron que aún esperan por acceder a una educación.


9. La lucha y la resiliencia de quienes se revelaron contra este sistema

Stephanie Sinclair/National Geographic

A Sunil, sus padres le organizaron su boda cuando tenía 11 años, pero ella, sacó la voz y los amenazó con denunciarlos a la policía de Rajastán, ellos cedieron.

Ahora ella sigue yendo a la escuela y tiene 13 años. “Estudiar le dará ventajas”, dijo su madre en la entrevista.


10. Nujood Ali : Heroína mundial

Stephanie Sinclair/National Geographic

Dio un paso al frente y se propuso ir en contra del sistema déspota que vivía. Najood Ali tenía 10 años, cuando huyó de su esposo mucho mayor.

Ella tomó un taxi hasta el Palacio de Justicia de Sanaa, en Yemén para pedir que la divorciaran de su esposo.

En medio de su batalla legal, se convirtió en una heroína internacional de la lucha por los derechos de la mujer, actualmente volvió a casa con su familia y asiste de nuevo a la escuela.

Queremos que todas las niñas del mundo sean libres de esta tortura. Porque todas se lo merecen y se lo debemos. 

Puede interesarte