Por Constanza Suárez
29 mayo, 2020

Un sitio aborigen sagrado en Australia Occidental fue destruido por la mayor extracción de hierro en el área.

Un sitio aborigen sagrado de 46,000 años de antigüedad en Australia Occidental acaba de ser destruido para dar paso a la mayor extracción de mineral de hierro en el área.

Las cuevas del refugio rocoso Juukan Gorge 1 y 2, dos sitios de gran importancia cultural e histórica, fueron destruidas en una explosión de explosivos detonadas el pasado fin de semana, aseguró a ABC News un portavoz de la compañía minera Río Tinto el 26 de mayo.

Puutu Kunti Kurrama And Pinikura Aboriginal Corporation

Los dos antiguos refugios se encuentran a unos 60 kilómetros al noroeste del monte Tom Price en la meseta occidental de Hamersley. Según Ngaarda Media, el trabajo arqueológico anterior ha demostrado que las cuevas fueron ocupadas por primera vez por aborígenes hace más de 46.000 años, convirtiéndolas en algunas de las cuevas habitadas más antiguas de la meseta.

Una excavación de los refugios en 2014 reveló un tesoro de artefactos significativos que datan de hace 28 mil años, incluidas herramientas y objetos sagrados. 

Damian Katich

Lo más sorprendente de todo es que la cueva contenía un mechón de cabello humano trenzado de 4.000 años de antigüedad. El análisis genético del cabello mostró que las personas que vivieron en estas cuevas hace milenios son los antepasados ​​directos de los actuales propietarios tradicionales de la zona, las personas Puutu Kunti Kurrama y Pinikura (PKKP).

Dada la importancia del patrimonio en la cultura del pueblo PKKP, la demolición de las cuevas es un golpe incalculable. 

“Es terrible. Y es realmente emotivo cuando escuchas que los sitios han sido destruidos y la edad de esos sitios y que el pueblo Puutu Kunti Kurrama y el pueblo Pinikura tienen una conexión directa con ese sitio. Ahí es donde nuestros antepasados ​​ocuparon ese país”, comentó Burchell Hayes, Director de PKKP Aboriginal Corporation y miembro del Comité de Tierras Kurrama, a Ngaarda Radio.

Puutu Kunti Kurrama And Pinikura Aboriginal Corporation

La autorización para la demolición fue otorgada por el Ministro de Asuntos Aborígenes en 2013 de conformidad con la Ley de Herencia Aborigen de 1972, que fue redactada para favorecer las oportunidades mineras.

La Ley de 48 años ha sido criticada por ser obsoleta e insensible a las preocupaciones aborígenes. La Ley establece que cualquier actividad que pueda destruir o interrumpir cualquier sitio aborigen debe aplicarse primero al Comité de Materiales Culturales Aborígenes. Sin embargo, no existe un requisito legal para que una persona indígena esté en el comité y no hay derecho de apelación contra una decisión del comité.

Shutterstock

Rito Tinto, la compañía minera multinacional responsable de la destrucción, ha defendido sus acciones.”En 2013, se otorgó el consentimiento ministerial para permitir a Rio Tinto realizar actividades en la mina Brockman 4 que afectarían a los refugios de rocas Juukan 1 y Juukan 2. Rio Tinto ha trabajado constructivamente junto con las personas PKKP en una variedad de asuntos patrimoniales según el acuerdo y, donde sea factible, ha modificado sus operaciones para evitar impactos patrimoniales y proteger lugares de importancia cultural para el grupo”, expresó la compañía en un comunicado según informó la agencia AFP.

La Ley del Patrimonio Aborigen de 1972 se encuentra actualmente en revisión en un intento por evitar que situaciones como ésta surjan en el futuro.

Puede interesarte