Por Alejandro Basulto
14 octubre, 2020

Una innovadora y audaz manera de querer eliminar gradualmente el hábito de fumar. Lo que ayudaría a reducir las enfermedades originadas por el tabaquismo y la dañina exposición a la que son expuestos los niños cuando hay presente fumadores.

Lo nocivo que es el cigarro para la salud de las personas es une hecho innegable. Son muchas las enfermedades respiratorias agravadas o provocadas por fumar. Incluso, diferentes tipos de cáncer, como los que afectan a la garganta y al pulmón, y que pueden tener consecuencias mortales. Un mal hábito que está presente en todo el mundo, ante el cual, Australia busca tomar medidas contundentes para erradicarlo.

Pixabay

Ya que un nuevo Centro de Excelencia en Investigación (con $3 millones de dólares de presupuesto) de la Universidad de Queensland y el Consejo Nacional de Investigación Médica y de Salud, ha propuesto que se obligue a las personas a comprar con receta médica, o simplemente, de forma directa en una farmacia, su cajetilla de cigarros. Toda con la ambiciosa intención de buscar apagar los cigarrillos para siempre. En una nación, donde según la Universidad de Queensland y este centro de estudios, la prevalencia del tabaquismo en la población australiana es de solo el 15%, y esperan reducir esa cifra a un número aún más bajo.

“Australia es un líder mundial en el control del tabaco y ha estado a la vanguardia de muchas políticas nuevas (…) Una estrategia eficaz para acabar con el tabaco debería acelerar la disminución de la prevalencia del tabaquismo y, al mismo tiempo, ayudar a los gobiernos, los minoristas y las personas que fuman a hacer la transición a una sociedad libre de humo”

– dijo Coral Gartner, profesora asociada, a 9News

Pixabay

La misión del Centro de Excelencia en Investigación ante el tabaquismo, es erradicar el consumo de esta sustancia que es tan dañina para salud. Para así, eliminar sus secuelas negativas para nuestro cuerpo y el desarrollo de los niños, que tienden a ser expuestos al humo. Estrategia radical que se sumaría a varias otras, como la de reducir el número de minoristas de tabaco y restringir las ventas a proveedores particulares.

Pixabay

Esta medida que implementaría el gobierno australiano, exigiéndose recetas médicas al momento de comprar cigarros, iría en línea con su objetivo de reducir la prevalencia del tabaquismo al 10% para el año 2015. Hábito que causa una de cada siete muertes en el país, a pesar de que tan solo 2,3 millones de personas fuman en Australia.

Puede interesarte