No, no hay ningún error… estás leyendo bien.

Esta noticia tiene a todo un país confundido, y entiendo el porqué. No es un supuesto y tampoco una malinterpretación: la Sala Plena de la Corte Constitucional colombiana eliminó el artículo del Código del Trabajo que justificaba como causa de despido el “presentarse al trabajo en estado de embriaguez o bajo la influencia de narcóticos o drogas enervantes”.

En respuesta a una demanda por constitucionalidad en contra de ese artículo, ahora los trabajadores podrán desempeñarse en sus jornadas aunque estén bajo el efecto del alcohol o las drogas… todo mientras eso no afecte su funcionalidad.

Colprensa

A primeras, suena como algo gracioso, o que muchos celebrarían, pero la verdad es que es una decisión que encendió una gran polémica en el país. Muchos empleadores han declarado que no acatarán la ley. Argumentan que prefieren ser demandados por eso, a cumplirla y arriesgar a todo su personal y más personas a accidentes.

Si bien hay ciertos oficios en los que sigue siendo una prohibición constitucional trabajar bajo esos estados (en los conductores de vehículos, por ejemplo), hay muchos otros oficios no especificados y que pueden ser muy riesgosos: manejar maquinaria pesada, mover cosas, tratar con gente, entre muuuchas otras.

Pixabay

Pensándolo fríamente, es algo bastante irracional… ¿en qué pensaba la justicia colombiana?

Bueno, ellos respondían a la demanda de Claudia Sánchez y Carlos Gómez, dos estudiantes en proceso de titularse de abogados, que luchaban por proteger los derechos de enfermos adictos.

Pixabay

Ahora tiene más sentido, ¿ah?. Lo que ellos dos querían hacer era que los drogodependientes o alcohólicos por enfermedad tuvieran también su oportunidad de trabajar y salir adelante.

Pero la nueva ley no fue específica y se aplicó para todos. Claudia y Carlos no están felices por eso, sobre todo por lo que se ha dicho e interpretado tras la decisión.

“Se presentó como si nosotros estuviéramos pidiendo permiso a la Corte para que los empleados pudieran llegar borrachos o drogados al trabajo, eso no es así”.

-Demandantes-

Entonces, si bien la idea de esto no es que uno se sienta libre de tomarse unos tragos o fumar algo de marihuana antes de comenzar un día de labores sin tener miedo a las consecuencias, en el sentido práctico, sí podría hacerlo.

¿Qué piensas tú de la decisión?

Puede interesarte