Por César Ruiz
9 febrero, 2017

1 de cada 300 mujeres muere por causas prevenibles durante el embarazo.

Marruecos, ese país lleno de impresionantes paisajes y una cultura enorme que a todos deja boquiabiertos, es sin duda una nación de contrastes. Especialmente entre las zonas urbanas y rurales, que aún conservan grandes diferencias. En los pueblos más alejados, quedar embarazada puede suponer un riesgo mortal para las mujeres.

En las zonas rurales de este país, 1 de cada 300 mujeres muere por causas prevenibles durante el embarazo, según la organización Save The Children.

Debido a eso, un grupo de personas lideradas por Goyi Alonso, ginecóloga, y Luis García, presidente de la Fundación Acción Geoda, han comenzado una iniciativa que está cambiando la vida de decenas de personas en la localidad del Valle de Tessaout, Marruecos.

“Estas mujeres están acostumbradas a no saber absolutamente nada de sus embarazos (…) si está vivo o muerto, si tienen un bebé o tienen dos”.

 -Goyi Alonso-

Ellos han llegado hasta esa lejana zona equipados con ecógrafo portátil desarrollado para Windows y una tablet Surface Pro 4Así, pueden realizarles ecografías de alta resolución a las futuras madres, enseñándoles el milagro de la vida que llevan dentro. Las mujeres, por primera vez, pueden saber si sus bebés se encuentran sanos, y tener un contacto inicial con esas pequeñas personas que pronto verán la luz del día.

No hay duda de que la iniciativa ha sido un verdadero éxito. Parece increíble que un ordenador en las manos adecuadas se pueda convertir en un medio para transportar esperanza y seguridad en lugares lejanos que parecen no preocuparle a nadie.

Para complementar el proyecto, la Fundación Acción Geoda ha empezado a ofrecer atención sanitaria a las embarazadas del Valle de Tessaout.

Mira todo el proceso de este gran proyecto a continuación:

No es solo una ecografía… Es trabajar el presente para mejorar el futuro.