Por Alejandro Basulto
16 mayo, 2019

La cultura del trabajo de los japoneses es legendaria. Tanto así, que para ellos tener más tiempo libre y de descanso, más que ser una buena noticia, se les ha hecho un inconveniente.

Muchos son los que quisieran poder trabajar menos y pasar más tiempo con la familia o con los amigos. Y en Japón posiblemente pensaron en aquello cuando propusieron a las empresas y trabajadores trabajar cuatro días a la semana en vez de cinco. De lunes a jueves, naciendo así el «Premium Friday» (súper viernes), la campaña que busca que empresas y trabajadores decidan dejar el último día hábil de la semana para descansar.

Pixabay

Esta iniciativa surgió en el 2017, según consigna El País, y acorde a los datos del Ministerio de Trabajo japonés, en el 2018 solo un 6,9% de las empresas con más de 30 empleados tenía implementada LA semana laboral de cuatro días, en alguna parte de su orgánica.

Pero sorprendentemente, tener más más tiempo libre tuvo una resistencia por parte de los trabajadores nipones, quienes tienen una cultura y ética laboral admirada en el mundo, y siendo también conocidos por su alergia al tiempo libre. Llegando a criticar las extensiones de vacaciones, como «excesivas».

Reuters

Muchos han criticado que tener más tiempo libre es también aburrido por el hecho de que tras haber ocupado algunas horas en visitar a los padres, ir al cine y salir a cenar, queda mucho tiempo muerto, el que para los esforzados trabajadores japoneses es un «agobio».

GETTY IMAGES

Además de las inconveniencias dadas por el «excesivo» tiempo libre, en un articulo editorial del medio liberal Asahi, acusaron que medidas como esta «solo sirve a los intereses del Gobierno». Sin olvidar que los atascos de tráfico y la escasez de hospitales y guarderías abiertas por el descanso masivo, se sumarían al hecho de que quedarían «tres días» (libres), lo que no sería del agrado del esforzado nipón.

GETTY IMAGES

 

Puede interesarte