Por Alejandro Basulto
25 noviembre, 2019

Lo que lucía como una típica piedra que era lanzada por un manifestante hacia un policía, resultó ser un objeto arqueológico de gran valor.

Chile se encuentra actualmente en una de las mayores crisis sociales de su historia. Con una importante porción de la ciudadanía volcada en las calles y otra mayoría apoyándola (según diversas encuestas), se busca más justicia para todos los habitantes del país. A través de marchas, cacerolazos, bicicletadas y otras manifestaciones, se ha exigido una nueva constitución para el país, además de diferentes medidas sociales que ayuden a paliar la pobreza y otros flagelos que por sobre todo azotan a los chilenos más desfavorecidos.

CMA

Y lamentablemente, no todo los manifestantes tienden a ser pacíficos. Habrá una gran mayoría que sí, mientras que hay otros, una pequeña minoría, que tienden a recurrir a la destrucción y a la violencia como mecanismo de protesta. Y entre las formas violentas de manifestarse, están las piedras que los grupos más radicales lanzan a las policías de la nación. Las que son repelidas con escudos y respondidas con balines y bombas lacrimógenos (o al revés, según algunos casos).

Jimena Aburto

Han habido manifestaciones en todas las regiones del país sudamericano, incluyendo zonas como Coyhaique. Donde vive Jimena Aburto, una estudiante de medicina Veterinaria en la Universidad Austral de Chile, quien cuando estaban los grupos más radicales lanzando piedras a los policías, se encontraba cerca de ellos. Esto ocurrió en el sector de Paseo Horn, donde de repente Jimena se encontró con una «piedra» muy diferente a las otras.

FanArt de Omanytes

“El día jueves a eso de las 22 horas en la Plaza, luego de que le estuvieran tirando piedras al guanaco frente al Banco de Chile, donde yo estaba mirando más atrás, de puro copuchenta (…) Me acerco al lugar de las rocas, ya que eran muchas, y encontré esta, que me pareció curiosa, debido a que estudio Medicina Veterinaria en la UACh, en Valdivia, y tuve el ramo de paleontología»

– contó Jimena al medio El Baker.

Pokemon

Finalmente tras contactarse con el Instituto de Ciencias de la Tierra, de su misma facultad, supo que se trataba de un fósil de Amonite, una subclase de molusco ya extinto, que existió en el planeta hace unos 400 millones de años hasta hace unos 66 millones de años atrás. Siendo posteriormente el fósil entregado al Museo Regional de Aysén.

Pokemon

 

Pero sin duda, una de las cosas más llamativas de este fósil, es su parecido con el pokemon Omanyte, del famoso animé que tuvo su peak en los años 90s. El cual después evolucionaba en un amenazante Omastar.

 

 

 

Puede interesarte