Por Teresa Donoso
13 abril, 2018

La pequeña desapareció de su cuarto cuando tenía sólo seis años.

La policía de Tucson acaba de encontrar los restos de la pequeña Isabel Celis, también llamada “la Maddie McCann estadounidense” debido a la similitud de ambos casos. La pequeña Isabel, de sólo seis años, había desaparecido de su habitación durante 2012 sin dejar ningún rastro ni explicación. Fue vista por última vez el 20 de abril de 2012, y desde ese momento todos le habían perdido el rastro.

Facebook

 

Según lo que indica el Daily Mail, sus restos fueron descubiertos hace un mes, pero hasta ahora la policía no había confirmado el ADN. Aunque actualmente se sabe que se trata de ella, aún no se sabe cómo murió.

Facebook

El jefe de la policía aseguró que este no era el fin del caso y que no descasarían hasta saber más:

AP

“Obviamente este no es el final que esperábamos, pero al mismo tiempo, no es el fin del caso. Estamos trabajando de forma muy agresiva, tal como lo haríamos con cualquier caso que involucra la muerte de un niño”.

No se dieron más detalles al público debido a que la investigación aún sigue en curso. Si bien la policía jamás quiso indicar si habían sospechosos en el caso, sí indicó que el caso tenía muchos elementos extraños. Lo único que encontraron después de su desaparición fue una ventana abierta.

El caso fue considerado, casi desde el principio, como uno de abducción de menores.

Los padres escribieron un doloroso comunicado hacia la comunidad, agradeciendo su apoyo y también pidiéndoles un poco de privacidad:

AP

“Queremos agradecer a la comunidad por el apoyo que nos han dado a lo largo de los años y por evitar que dejáramos de tener esperanzas. Ahora es nuestro tiempo de llorar. Les pedimos que nos den privacidad para poder hacerlo”.

La policía ha seguido pidiéndole a la población que, si saben algo, por pequeño que sea, se acerquen a sus oficinas. Independiente de que sus rastros hayan sido encontrados, ellos creen que están en un momento crucial de la investigación y que este no es el fin, sino que todo lo contrario:

“Este es un paso muy importante en el caso así que esa es una de las razones por las que le seguimos pidiendo a la población si es que tienen pistas. Creemos que hay personas que quizás saben algo o creen saberlo y que en este momento querrán confesarlo”.

AP

“Si la ves por favor llama al 911. Isabel “Isa” Celis. 6 años”.

Definitivamente esto es lo peor que puede vivir un padre o madre. Mi única esperanza es que puedan finalmente saber más sobre la muerte de su pequeña y que su funeral les traiga aunque sea un poco de paz.

Puede interesarte