Por Andrés Cortés
9 agosto, 2018

“Si no hubiera aceptado esta nueva cara, hubiera sido terrible”, comentó al ver su reflejo por primera vez.

Jerome Hamon es un hombre que sufre de una extraña enfermedad genética que deformó fuertemente su rostro. Hasta su humanidad pareciese haber sido borrada, como si se tratase de una imagen retocada con photoshop. No obstante, los avances de la ciencia parecen darle una oportunidad para que comience una nueva vida, con una nueva apariencia facial.

Jerome Hamon – AFP

Hamon, de 43 años, es el primer hombre en someterse 2 veces a un trasplante de cara. El medio Hindustantimes cuenta que el hombre ya se estaba acostumbrando a su nuevo sobrenombre de “el hombre de 3 caras“, debido a la deformidad que lo aqueja.

Luego de horas de cirugías bajo la mano de los mejores profesionales del área, actualmente Jerome Hamon tiene un rostro liso e inmóvil, el cual aún requiere alinearse con su cráneo por completo. Este proceso es gradual y muy complejo y todos esperan que los medicamentos inmunosupresores eviten que su cuerpo rechace el material transplantado.

AFP

AFP

Cómo vivir 2 meses sin un rostro.

Hamon sufre de neurofibromatosis tipo 1, un trastorno hereditario en el cual se forman tumores de tejidos nerviosos en la piel.

Si cualquiera de los 2 padres padece de esta enfermedad, existe un 50% de probabilidades que el hijo también lo padezca, asegura la enciclopedia médica de Estados Unidos. No obstante, también cuenta que es posible que aparezca sin antecedentes previos, debido a una mutación en los genes del espermatozoide o en el óvulo.

Otro caso de neurofibromatosis facial – Eplasty

Su primer trasplante.

El primer transplante de rostro que sufrió Hamon fue el año 2010 y tuvo resultados bastante exitosos. No obstante, durante el transcurso de ese mismo año, sufrió un resfriado común. El problema es esta gripe es que fue administrada con un antibiótico incompatible con su tratamiento, por lo que su cirugía fue botada a la basura.

El año 2016 los signos de rechazo se manifestaron con fuerza y su nuevo rostro se deterioró.

Jerome Hamon luego de su primera operación – AFP

Y el definitivo.

Pero realizar esta segunda operación de rostro, no fue nada fácil. La primera incógnita para el equipo médico fue si realmente era posible realizar una segunda operación en un rostro que ya había sido intervenido, pero los atrevidos especialistas se atrevieron y lo consiguieron.

El tejido que le transplantaron fue donado por un hombre de 22 años que murió a cientos de kilómetros de París, ciudad donde le realizarían el procedimiento. El rostro del donante fue transportado lo más rápido posible y al día siguiente, Hamon y los médicos pusieron manos a la obra.

Profesor de medicina y especialista de transplantes Laurent Lantieri – AFP

Se estima que han habido alrededor de 40 transplantes de cara en todo el mundo desde que se realizó la primera el 2005, en Francia. Y esto solo nos enseña lo rápido que avanza la ciencia.

Hace algunos años las películas de ciencia ficción nos enseñaban cómo era posible que un ser humano cambiara y modificara su rostro en una cuestión de minutos. Si bien esta operación no fue estética como a las que se someten muchas celebridades, es impresionante ver que, cada día, es más fácil y posible realizar este tipo de cirugías.

Puede interesarte