Por Felipe Costa
15 enero, 2021

Terry Watkins completaba su turno en un hospital atendiendo en primera línea a los pacientes con COVID-19 cuando recibió una llamada. Era de la lotería para anunciarle que había ganado más de medio millón de dólares. Casi rechazaba el dinero al pensar que era una estafa.

Jugar a la lotería es casi siempre un riesgo, si bien el precio de cada boleto no se acerca en nada al premio total, se debe tener mucha suerte para ganarla. Increíble es, cuando los premios le tocan a aquellas personas que más lo necesitan o lo merecen, pareciendo que se tratase casi de un milagro, tal como pasó en Carolina del Norte, donde una enfermera ganó más de medio millón de dólares luego de apostarle a los números.

Apoyo – Pixabay

La enfermera Terry Watkins, originaria de la ciudad de Durham, en Inglaterra, aún no puede creer la suerte que le tocó cuando la llamaron por teléfono mientras atendía a un paciente con COVID-19 en el hospital donde trabaja. Al principio creyó que todo era una broma y llegó a contestar sumamente ruda la llamada, cuentan en el comunicado de prensa de la lotería.

Watkins, quien ha estado en la primera linea de pacientes durante meses, aún no podía entender lo que le decían, hasta que recordó haber jugado un boleto durante la semana, lo que la dejó en shock.

Apoyo – Pixabay

Una vez corroborada la información casi se desmaya, era la ganadora de $600.000 dólares, premio que pudo elegir, descartando la entrega de $50.000 dólares a lo largo de 20 años.

“Soy enfermera y trabajo en la unidad COVID en un centro de atención a largo plazo. Con solo ver algunas de las cosas que he tenido que ver, estoy muy agradecida. Había estado orando por algo que me ayudara con esta situación. Realmente es una gran noticia. Estoy muy bendecida”. 

–Terry Watkins a NC Lottery

Apoyo – Pixabay

La suma total que quedó en $424.500 dólares, luego de aplicarle impuestos, fue reclamada por la enfermera de Carolina del Norte el jueves de la misma semana. Afirma que el dinero quiere usarlo para comprar una casa nueva, aunque dadas las circunstancias en que está el mundo, prefiere ser paciente y pensárselo bien.

Puede interesarte