Por María Noriega
16 febrero, 2017

Los zapatos eran dos números más pequeños que los que usa normalmente.

Algunos restaurantes en distintas partes del mundo tienen un código de vestimenta. El lema “no shirt, no shoes, no service” (no camisetas, no zapatos, no servicio) es el más claro ejemplo y es usado principalmente por restaurantes que se encuentran cerca de la playa. En otros casos, los códigos son más estrictos.

En el restaurant Baco, ubicado en Santiago de Chile, también existe un “dress code”, el que fue dado a conocer a través de Twitter, cuando un cliente se quejó en esa red social.

Larraín fue al restaurant con sandalias, por lo que el mesero del lugar le entregó unos zapatos para que se los pusiera y así pudiera entrar al local, los cuales además eran más pequeños que su talla normal.

Esto causó varias críticas hacia el local, por lo que su dueño, el francés Frédéric Le Baux, salió a defender la medida la revista Capital.

Para él, el código de vestimenta es necesario.

Hay chalas y chalas (sandalias). Con hawaianas de playa no se puede entrar. Es triste que debamos indicar a la gente que se debe respetar a los otros. La gente es incapaz de entender que si estoy caminando por Santiago y me voy a sentar en un restorán igual a Baco, no puedo estar sentado en traje de baño, sudadera y hawaianas.”

-Frédéric Le Baux-

También explicó que no es que haya que haya que ir a Baco con chaqueta o una tenida formal, sino que tiene que ser gente con ropa no tan casual.

“No estoy dispuesto a renunciar a este mínimo vestuario que debemos tener, hay que respetar a las personas que vienen arregladas para pasar un grato momento”, añadió.

Cuando alguien llega con ese tipo de calzado o con sudadera, dentro del local le prestan zapatos o blusas que van más acorde al lugar. “Muy pocos aceptan. Hay gente que se ofende de manera inmediata, pero llegaron a un lugar que no les corresponde.”

¿Qué les parece esta medida? ¿Creen que es discriminación?

Puede interesarte