Por Pamela Silva
18 diciembre, 2017

Quizá no debería darnos risa, pero es demasiado gracioso.

Hay cosas que uno siempre cuenta como chiste, exageraciones como decir “esperé mil años”, “te apuesto mil millones que no” y “onda, se quedó atrapado en la chimenea tratando de escapar después de meterse a robar”. Bueno, ese último no es una exageración.

En Citrus Heights, California, Estados Unidos, la policía local tuvo que acudir al llamado de emergencia de Jesse Alan Berune de 32 años que se quedó atorado en la chimenea de un club de la zona.

Facebook Jesse Alan Berune

¿Por qué estaba ahí? Aunque no ha sido confirmado, es bastante clara la razón: Se metió a ver qué podría robar del lugar e intentó escapar por la chimenea, seguramente pensando que era una gran idea. Sólo que posiblemente no considero que se quedaría atascado, por supuesto.

La policía y el departamento de bomberos de la Sacramento no tuvieron problema en compartir una fotografía del susodicho en su complicada posición.

Citrus Heights Police Department

Al final, las autoridades lograron rescatarlo de la chimenea sin ninguna lesión, aunque lo arrestaron por sospecha de robo.

Imagino que esa tiene que haber sido una interesante disputa interna: “¿Llamo al 911?, pero estoy robando, pero no puedo salir, ¿y si muero acá? Al diablo, llamo”. Al menos, así es como yo me lo imagino.

Puede interesarte