Por Diego Aspillaga
29 julio, 2020

Robert Murphy sufrió el ataque luego de ver a un sujeto con su mascarilla en su barbilla mientras subía al autobús. Sólo bastó con pedirle que se cubriera la nariz para que se transformara en un peligroso energúmeno.

El coronavirus nos ha afectado a todos. 

Las cientos de miles de muertes, los millones de contagio y los coletazos de las cuarentenas obligatorias a lo largo de todo el mundo tienen a gran parte de la población mundial al borde de un colapso nervioso.

Y en una situación tan extrema como la que estamos viviendo actualmente, no es difícil imaginar a personas que pierdan los estribos debido al constante estrés lo que están sometidos.

Pixabay

Ahora, esto no significa que las personas puedan ir por sus vidas atacando a otras porque están estresadas. 

Así lo debería haber sabido un sujeto que está siendo buscando por la policía belga luego de morder salvajemente a un hombre discapacitado luego de que este le pidiera que usara su mascarilla de forma correcta en un autobús.

CEN

Un irlandés que vive en Bélgica afirma que fue mordido por un compañero de autobús después de pedirle al extraño que usara su máscara facial correctamente.

Robert Murphy, de 56 años, fue mordido en el pecho dos veces por el hombre durante el altercado.

El hombre estaba viajando en un autobús cuando una pareja abordó el vehículo y se sentó directamente frente a Murphy. Sus máscaras estaban colocadas debajo de la barbilla, por lo que el hombre les preguntó si podían ajustar sus cubiertas faciales para que cubrieran la nariz y la boca.

CEN

Sin embargo, Murphy dijo que “el hombre se negó” y no pasó mucho tiempo antes de que estallara una disputa, publicó LadBible.

El sospechoso presuntamente atacó a Murphy después de insultarlo, lo que provocó que Murphy dijera: “Eres un imbécil”.

“Traté de liberarme, pero estoy discapacitado, así que no fue fácil. Nos peleamos hasta que el hombre se arrojó contra mi pecho y me mordió. No podía creerlo. Era como un perro loco. Lo aparté, pero no me dejó solo. Todo el tiempo trató de morderme”, recordó.

CEN

Afortunadamente, otros pasajeros finalmente lograron sacar al hombre de Murphy, antes de que la pareja saltara del autobús y huyera.

Según AD Media, la policía belga pudo localizar al hombre de 38 años y su compañero, y los arrestó.

Murphy, mientras tanto, fue a un hospital local para recibir tratamiento por sus heridas por mordedura.

CEN

“Curiosamente, el médico no quiere hacer una prueba de Covid-19 porque no puedo demostrar que la otra persona, el mordedor, estaba infectada con el virus. Cruzo los dedos”, afirmó.

Si bien el coronavirus nos tiene a todos al borde del colapso, ni siquiera una pandemia mundial puede justificar este tipo de ataques.

Puede interesarte