Por Teresa Donoso
12 enero, 2017

«Sentía mucho dolor, pero Logan lo era todo para él”.

Nick Rose, de 40 años, se había separado hacía mucho tiempo de su pareja y había quedado a cargo del cuidado de Logan, el pequeño hijo de ambos. Vivían sus días uno en compañía del otro y nada parecía poder perturbar la tierna conexión que padre e hijo compartían. Sin embargo, todo cambio cuando Rose se tuvo que enfrentar a una noticia horrible e inesperada: le habían encontrado un agresivo cáncer.

Familia Rose / SWNS

Al comienzo Nick se decidió a luchar con todas sus fuerzas para vencer la enfermedad. Lamentablemente pronto se hizo evidente que no lograría ganar la batalla y que el cáncer seguía extendiéndose por su cuerpo. Pasó de su cuello a sus pulmones y de sus pulmones a sus huesos sin que nada pudiese detenerlo. Fue allí que decidió cambiar de estrategia y en vez de usar sus energías para luchar, decidió invertirlas en encontrar una familia adoptiva para Logan.

Familia Rose / SWNS

La madre del pequeño se ausentó desde el principio y según el Daily Mail, Nick no tenía contacto alguno con ella. De allí que decidiera buscar una familia adoptiva.

Nick Rose finalmente perdió la batalla contra el cáncer este pasado martes, la cual había comenzado hacía nueve meses, cuando le encontraron un misterioso bulto en su cuello. El cáncer se había ramificado hacia sus pulmones y aunque le dieron varias dosis de quimioterapia una infección en uno de sus tumores los obligó a detenerse.

Su amigo, Aaron Crompton, fue el encargado de cuidar de Logan en los últimos meses. Al describir a Rose, Crompton asegura que era único:

Familia Rose / SWNS

“Para él no había nada más importante que Logan. Bromeaba con todo, incluso con el cáncer. Era un muy buen hombre, ya había tenido cáncer antes y le habían quitado partes de la lengua. No alcanzó a vivir mucho acá pero todos lo apreciaban. Lo conocí un año y medio”.

También describe lo rápido que fue el progreso de la enfermedad y lo terrible que fue verlo:

“Al principio bromeaba para animar a la gente pero al final era una agonía. Sentía mucho dolor, pero Logan lo era todo para él”.

La hermana de Crompton, Amy de 24 años, se decidió a crear una página para juntar dinero para poder pagar el funeral y despedirlo como corresponde. Según ella, ninguno de sus familiares tiene dinero para hacerlo:

“Nick intentó mantenerse fuerte por su hijo el mayor tiempo posible y muy valientemente le encontró una familia adoptiva para cuando llegara la hora de su muerte”.

Además, añadió que tuvieron la oportunidad de compartir con ellos su última Navidad.

Familia Rose / SWNS

“Muchas personas lo conocieron y sé que sólo tienen cosas buenas para decir sobre él. Somos muchos los que lo extrañaremos”.

En momentos como estos es inevitable preguntarse ¿por qué pasan este tipo de cosas? 😞

Puede interesarte