El trastorno las llevó al límite y planearon su muerte.

Para algunas personas, los altos niveles de ansiedad pueden llegar a convertir el día a día en algo insoportable. Por eso, buscan distintas formas de aliviar los síntomas, pero no siempre es suficiente. Tal como sucedió con las gemelas Amanda y Sara, quienes lograron controlar sus obsesiones, pero tampoco pudieron con ello.

Amanda y Sara Edritch, de 33 años, desde pequeñas mostraron síntomas de ansiedad. Fueron diagnosticadas con Trastorno Obsesivo Compulsivo (TOC) y no podían mantener trabajos, ir a la escuela o incluso ver una película, pues se irritaban fácilmente y debían abandonar el lugar.

Según mencionaron en alguna oportunidad, sentían como si estuvieran “en guerra con su existencia”.

CBS

Pero sus duchas de 10 horas y tardes enteras limpiando el baño estaban por terminar, pues ambas se someterían a un innovador tratamiento quirúrgico para el TOC en 2015, que prometía controlar sus obsesiones.

Y funcionó.

Tras operarse, ambas llamaron la atención en 2017 por su aparición en el programa de televisión “The Doctors” de CBS, donde contaron su experiencia tras la cirugía. “Es como una pequeña nube de electricidad que simplemente pulsa el cerebro constantemente” comentó Sara.

CBS

Y había una explicación para ello: El tratamiento involucra cables de electrodos que se ponen en el cerebro del paciente y luego se conectan a dos neuroestimuladores puestos debajo de sus músculos pectorales, según el Denver DBS Center.

“Fui secuestrada durante 20 años y ahora estoy empezando a recuperar el control, de hecho, salimos de la casa, tenemos amigos, vamos a conciertos, hacemos cosas. Tenemos un futuro “, contó Amanda en una entrevista con 9News sobre la vida después de la cirugía.

CBS

Pero pese a que ambas habían reconocido que habían logrado aliviar muchas de sus ansiedades, al parecer, no pudieron soportarlo.

El viernes, las hermanas fueron encontradas sin vida en un auto estacionado al costado de la carretera en Canon City, Colorado y tenían heridas de bala en la cabeza. Según la policía, se trataría de un pacto suicida.

Tras la muerte de sus hijas, su madre, Kathy, recordó que ambas habían estado pensando en suicidarse desde que tenían sólo 13 años, y recordó que una vez le dijeron “Si nuestra vida va a ser así siempre, no hay razón para vivir”.

CBS

Después de conocerse la trágica noticia, los médicos emitieron una sentida declaración: “Amanda y Sara Eldritch aparecieron en The Doctors dos años después de su cirugía innovadora para compartir su historia de esperanza y felicidad recién descubierta. Estamos conmocionados y entristecidos al enterarnos de su paso trágico y nuestros pensamientos están con su familia durante este difícil momento”.

 

Puede interesarte