Por Elena Cortés
10 mayo, 2017

¡Me siento engañada! 🙁

Hace unas semanas atrás, una bellísima foto de un recién nacido se hizo viral por una razón bastante peculiar. Resulta que este pequeñito llegó al mundo literalmente con el dispositivo intrauterino que su madre había elegido como método anticonceptivo. Claramente no funcionó, y su hijito, Dexter Tyler, llegó compartiendo un clarísimo mensaje; ¡vencí tu método mamá, lo siento!

A pesar de que en las redes sociales se viralizara la imagen del bebé, sosteniendo el dispositivo en su mano como todo un campeón:

Lucy Hellein

Y, que obviamente la imagen fuese compartida más de 60 mil veces por el increíble hallazgo de que un bebé haya vencido uno de los métodos anticonceptivos más eficaces y, que muchas mujeres utilizan.

¡Hay algo que debes de saber!

Lucy Hellein

El medio estadounidense FirstCoastNews se contactó con Lucy, la mamá protagonista, para saber realmente lo que había pasado y desafortunadamente, se llevaron una sorpresa agridulce que podría decepcionarnos a todos.

Lucy Hellein dijo que la fotografía está montada y que su pequeño no nació con la T en su mano. 

Lo que realmente sucedió fue que cuando la mujer dio a luz, estaba acompañada de su mejor amiga, quien colocó el artefacto en la mano del menor. 

Dispositivo intrauterino (Mirena)

Cabe resaltar que el dispositivo sí estaba en el cuerpo de la mujer, y fue removido rápidamente.

El pequeñito llegó a este mundo completamente sano y feliz.

Lucy Hellein

“Dexter, ¡6 días de edad!

Gracias a cada uno por todos los buenos deseos y alentadoras palabras.Mi bandeja de entrada está inundada de mensajes. Estoy lentamente tratando de responder a todos. Por favor sean pacientes, todavía me estoy recuperando de la cesárea y ambos, junto a Dexter, nos estamos ajustando a nuestra rutina diaria”.

-Lucy Hellein en Facebook-

*Como dato adicional*

Recordemos que, de acuerdo a la página del Servicio Nacional de Salud del Reino Unido (NHS) , los dispositivos correctamente implantados son más de un 99% efectivos. Por estadísticas, una mujer de cada 1,000 que tienen el implante durante tres años, quedará embarazada.

¡Hay que celebrar el milagro de la vida!