Es una estafa muy común en Reino Unido…

Quizás te suene muy extraño, pero prometo que luego lo entenderás. Chanice Bowen, una mujer de Reino Unido, está acusada de tres delitos luego de que el Estado descubriera que se casó. Sí, porque la mujer había estado recibiendo beneficios del Departamento de Trabajo y Pensiones diciendo que era “madre soltera”… a pesar de que estaba felizmente casada y hasta viajando por el mundo.

Chanice Bowen recibió más de 26 mil dólares extras gracias a sus mentiras, que son uno de los delitos más comunes en Reino Unido: personas que mienten al Estado para recibir más beneficios.

Wales News Service.

El 2013 Chanice escribió una carta al servicio de Trabajo y Pensiones en que detallaba que su novio -y padre de sus hijos- la había abandonado y ahora debía llevar todos los gastos de la casa y de los menores por su cuenta.

En realidad, ambos estaban comprometidos y sellaron su matrimonio el 10 de octubre de 2013. A pesar de eso siguieron recibiendo dinero como si Chanice llevara los gastos por sí sola.

Wales News Service.

Su esposo, Lee Mapstone, trabaja como mecánico y ella se mantenía desempleada aunque -según indicó a las autoridades- “buscando activamente trabajo”.

Con el sueldo de Lee y las ayudas estatales ambos cubrían los gastos diarios y además hacían viajes.

Su estafa salió a la luz en diciembre de 2015, cuando agentes del Departamento de Trabajo y Pensiones vieron que la mujer había subido a su cuenta de Facebook fotos de su matrimonio, de sus vacaciones e incluso del nacimiento de su hija en común con Lee.

Wales News Service.

“Este tipo de ofensas son fáciles de cometer, pero difíciles de detectar”, dijo el juez que tomó el caso, Stephen Hopkins a The Mirror.

A la mujer se le preguntó qué había hecho el 10 de octubre de 2013 y ella dijo no recordarlo, a pesar de que había sido el día de su boda. Tras eso las autoridades le indicaron las fotos y comenzaron un juicio que podría llevarla a pagar los 26 mil dólares que recibió de forma ilegal.

“(Chanice) acepta que se embarcó en una empresa de codicia, aunque fue para apoyar a su hija”.

-Adam Sharpe, abogado defensor de Chanice Bowen, citado en el Mirror

Sharpe aludió a la situación de la hija de Chanice para intentar evitar una condena para la mujer, aduciendo que si Bowen fuera encarcelada la menor no contaría con sus cuidados.

Chanice se declaró culpable de los tres cargos por fallar en entregar información (de su cambio de estado civil) al estado.