Las niñas denuncian que las encargadas saben qué ropa interior usan.

Con todo lo que ha aumentado el bullying en las escuelas durante los últimos años, las autoridades de los establecimientos educacionales están totalmente alertas con la situación e intentan buscar las formas correctas de erradicar el matonaje de sus recintos, aún cuando eso implique tomar drásticas decisiones…

Como por ejemplo… poner cámaras en los baños de niñas.

Resulta que en el Liceo de Montería, de Córdoba, Colombia, los directivos del colegio no sabían cómo evitar el bullying. Y a modo de controlar a los alumnos, decidieron instalar cámaras en los baños de las niñas para vigilar ciertas conductas inapropiadas que sucedieran.

Twitter @1concejovisible

Pero jamás pensaron que podrían estar vulnerando el derecho a la intimidad de los menores… hasta que un grupo de alumnas se acercó al concejal Alexánder Madrid y le pidieron ayuda con la situación.

“Nosotras las estudiantes del Liceo de Montería vamos a los baños y en los baños hay cámaras; y a veces, la persona encargada de llamarnos la atención nos dice: “Oiga, niña, usted no vino con licra, vino con calzones.” ¿Cómo se dan cuenta?” comentó una de las afectadas.

Twitter @1concejovisible

Y como respaldo de lo que se dice es verdad, hay imágenes que revelan las cámaras instaladas en un rincón del baño. 

Tras conocerse la noticia, el concejal y otras autoridades quedaron bastante preocupadas por el uso que se le puede dar a esas grabaciones, pues pueden caer en manos de personas que no correspondan y ser mal utilizados, afectando a sus menores.

Twitter @1concejovisible

Pero el establecimiento no opina lo mismo. Según la rectora, Laura Rey, las cámaras no vulneran absolutamente ningún derecho al estar instaladas en la zona del lavamanos y no en los sanitarios. “Lavarse las manos es algo público. Una grabación de un niño lavándose las manos en un baño que es comunitario no viola la intimidad” aseguró.

Afortunadamente fueron retiradas del recinto bastante rápido, pero solo ocurrió luego de que una de las madres de las estudiantes interpusiera una denuncia contra la escuela y un juez le diera la razón.

Puede interesarte