Por Constanza Suárez
3 septiembre, 2019

El establecimiento en Australia lo hizo para reducir la basura y ayudar al planeta. Esperan que sus alumnas utilicen recipientes reutilizables para sus almuerzos.

Una escuela de niñas en Melbourne, Australia comenzó a retirar los contenedores de basura y obligará a sus alumnas a llevar sus desechos a sus casas, o utilizar potes de plástico para llevar su comida. 

La directora de Melbourne Girls’ College, Karen Money, espera que la medida anime a las familias a pensar de manera más sostenible sobre los almuerzos escolares y comprar artículos que usen menos empaques. 

SIMON SCHLUTER

«Al igual que cuando ingresas a un parque nacional en Australia, tú eres responsable de los desechos que ingieres», dijo a The Guardian. 

La escuela establecerá un sistema de fichas para recompensar con premios a los estudiantes que usen envases reutilizables. Los alimentos que no coman irán a los contenedores de compost y la escuela continuará reciclando el papel y ofreciendo contenedores sanitarios en los baños.

Tracey Nearmy/AAP

La directora Money cree que el establecimiento es el primero en su clase en Australia en adoptar una prohibición como esta. 

Según aseguró uno de los maestros de la escuela, Andrew Vance, el equipo de sostenibilidad de la escuela consultó a los padres y estudiantes sobre la idea durante seis meses.

SIMON SCHLUTER

«Evitar, reutilizar, responsabilidad, son nuestros hashtags para todo esto. Estamos haciendo una declaración a los fabricantes de que nos gustaría que nuestras cosas estuvieran menos empaquetadas y en envases biodegradables compostables, muchas gracias»,  dijo la maestra Paula McIntosh a The Guardian.

SIMON SCHLUTER

 

Puede interesarte