Por Francisca García
11 Agosto, 2017

Ahora todo tiene sentido.

La familia Real ha recibido una gran cantidad de críticas respecto a la Princesa Diana, y cómo la trataron durante su tiempo en el Palacio. Pero nadie ha recibido más críticas que la Reina Isabel, especialmente después del trágico accidente en que murió la Princesa y su acompañante, Dodi Al Fayed.

Luego de que se anunciara la muerte de Diana, la Reina se demoró 5 días en dirigirse al mundo: esto causó enojo en muchos, considerándolo una falta de respeto.

"

Pero finalmente cuando lo hizo, pocos dudaron de la sinceridad de sus palabras.

Llegó a Londres luego de pasar varios días en Escocia, con sus nietos Harry y William. 

AP

Su prima y gran amiga, Margaret Rhodes, reprochó a las personas por haber pensado mal de ella.

“La castigaron. . . Por quedarse en Balmoral con los dos niños pequeños. Sólo fue una buena abuela. Cuál habría sido el punto de llevar a los libros a Londres, sin nada que hacer más que pensar y estar tristes por su madre. Personalmente, yo creo que me habría comportado de la misma forma”.

Margaret Rhodes

La Reina puso primero los intereses de su familia por sobre la opinión de las personas, y es así como debe ser. Sus nietos estaban sufriendo tremendamente, y no necesitaban a la Reina, necesitaban a su abuela. 

La pérdida de su madre impactó a todo el mundo, pero nadie salió más afectado que los pobres niños y su padre Charles.

AP

Cuando se trata de tragedias así, la verdad nadie sabe cómo se debe reaccionar. No podemos juzgar a nadie, ni si quiera a la Reina: porque la pena siempre es más que nuestra racionalidad y nuestras obligaciones.

Te puede interesar