Mantiene conversaciones en horribles sitios web de este tipo.

La pedofilia es un secreto a voces: sabemos que es un problema muy real que está presente a diario en nuestras vidas. Es algo que le quita el sueño a padres, pues muchas veces no tienen cómo proteger a sus hijos de algo así de terrible. Por suerte se le está comenzando a tomar el peso, prueba de esto es la asombrosa iniciativa que nació en Holanda.

Holanda es uno de los cinco países que tienen cerca del 92% de las páginas web de pedofilia en todo el mundo. En los países bajos son el primero de la lista con un 20% del total global. Es por esto que no es casual que aquí haya sido donde se creó el programa informático “Sweetie” (en inglés cariño). El primero en caer fue Scott Robert Hanses, un australiano que pensó que estaba hablando con una niña de 10 años de verdad:

—Me gustan las chicas asiáticas… ¿Estás lista para la acción?

Prosiguió:

—Estoy desnudo, ¿alguna vez has visto a un hombre desnudo?

Pixabay

Gracias a este y otros aciertos, la organización holandesa que creó la aplicación, Terre des Hommes, está a muy poco de conseguir que la policía de ese país pueda utilizar el software de manera regular. En tan solo 10 semanas Sweetie logró contactar con más de 20.000 hombres. Gracias a los datos que estos facilitaron en la conversación, los técnicos de la organización lograron identificar a un millar de ellos.

El portavoz de Terre des Hommes, Hans Guyt, dice que no es azaroso que Holanda sea el país con más webs de pedofilia: “Son tres los factores que lo justifican: una infraestructura privilegiada que hace que nuestros servidores sean muy rápidos, que aquí no es obligatorio retirar un contenido inapropiado en cuanto se denuncia y una moral extremadamente liberal que lleva al máximo la libertad individual”.

Pixabay

Parece ser que este Software se posiciona como una solución increíble para la pedofilia. Pero contrario a lo que uno pensaría, su uso en otros países no es tan sencillo. Ya sea por problemas con leyes nacionales de privacidad o por falta de cooperación entre países para así poder llevar a cabo una operación de escala internacional. La primera vez que el programa salió a la luz en 2013 la Interpol dijo: “Reconocemos la importancia de las ONG en la persecución del abuso de niños, pero es muy importante que este tipo de operaciones las lleven a cabo profesionales de las fuerzas de seguridad, de modo que todo se haga respetando las leyes de cada país para que los resultados sean admisibles ante un tribunal”.

El portavoz de Terre des Hommes afirma que ha mantenido reuniones con la Interpol, pues su objetivo es que las policías de todo el mundo puedan utilizar a Sweetie. En los últimos cuatro años el software ha avanzado muchísimo, esto gracias al apoyo de una agencia de lotería holandesa que ha permitido incorporar la inteligencia artificial. Ahora en lugar de ingenieros quienes contestan son bots. Esperemos que más países se unan a esta iniciativa, pues bien podría salvar muchas vidas.

Puede interesarte