Por Josefina Pizarro
2 febrero, 2017

Simplemente increíble.

El arte siempre nos enseña muchas cosas. Nos enseña cómo fue la vida en otros tiempos, nos muestra cómo se imaginaban el futuro y nos dan una lección de historia importantísima. Un hombre hizo en 1968 una escultura de su mano, la puso en un árbol y por casi medio siglo ha estado ahí. Mira cómo ha crecido el árbol en todo este tiempo y cómo se le ha unido la extraña y algo excéntrica escultura. ¿Significado? Probablemente ver cómo los hombres destruyen sin piedad la naturaleza.

La mano de Giuseppe Penone es tan fuerte que literalmente puede apretar árboles. Claro que estoy hablando de una escultura de bronce de su mano.

Algo así comenzó….

Giuseppe Penone

El artista italiano lo instaló en un árbol en Nasher, Dallas, en 1968 y es aún más espectacular después de muchas décadas que han pasado.

Giuseppe Penone

El «Continuerà a crescere tranne che in quel punto» («Seguirá creciendo, excepto en ese punto») fue hecho a partir de la mano y brazo inferior del artista. Giuseppe lo pegó a un árbol joven y a lo largo de los años el árbol se espesaba alrededor del metal. Ahora, parece que esa mano está estirando la corteza con sus dedos.

Giuseppe Penone

«Siento la respiración del bosque y escucho el crecimiento lento e inexorable de la madera» escribió Penone en 1968. «Combino mi respiración con la del mundo verde que me rodea, siento el flujo del árbol alrededor de mi mano colocado contra el tronco«.

Giuseppe Penone

Es difícil saber qué impacto tendrá el metal en el árbol a largo plazo, pero el contraste entre el frío metal y la orgánica madera parece fascinante.

Giuseppe Penone

¿Qué te parece esta estatua?

Puede interesarte