“Quería ser normal, no gay”.

Nigel Owens es un árbitro de rugby de Gales. Tiene 45 años y es una de las figuras más importantes en ese deporte… tanto que llegó a oficializar la final del mundial del 2015. En un deporte que (supuestamente) se caracteriza por la “masculinidad”, vivió muchos años con un secreto que lo hizo tomar terribles decisiones.

PA

Nigel es homosexual.

Se atrevió a aceptarlo y contarlo recién el 2007. Antes de eso, decía que lo único que deseaba era ser “normal” e incluso le pregunto a doctores si podrían castrarlo químicamente…”para no ser gay”.

Por suerte no lo hizo, pero en momentos anteriores sí tuvo trastornos psicológicos, sufriendo de bulimia, adicción a los esteroides e incluso trató de suicidarse cuando tenía 26 años.

AFP/ Paul Ellis

“Arbitrar esa final de la Copa del Mundo entre Australia y Nueva Zelanda frente a 85.000 personas y los millones que ven en casa, escudriñando cada decisión que tomas bajo una enorme presión, no era nada comparado con el desafío de aceptar quién era yo”.

-Nigel Owens-

Fue el el primer hombre abiertamente gay en declararlo al más alto nivel del juego y luego fue nombrado como la Personalidad de Deportes Gay de Stonewall de ese año. Posteriormente, el 2016, también fue oficializado como Miembro de la Orden del Imperio Británico por servicios al deporte.

PA

Lo más importante es que ha recibido un gran apoyo de la Unión de Rugby de Gales y hoy, finalmente, es feliz.

Nosotros también estamos feliz por ti, Nigel <3. 

Puede interesarte