Por Maximiliano Díaz
11 enero, 2018

Tiene los brazos gigantes desde los 9 años, y ninguna operación la ha salvado.

Ella es Duangjay Smaksamam, de la provincia de Surin, en Tailandia, y es la mujer con las manos más grandes del mundo (cada una pesa cerca de 9 kilogramos y medio). Smaksamam atiende su propio negocio, y llevaría una vida normal de no ser porque desde hace más de 50 años, sufre una extraña afección en sus manos que hace que éstas estén permanentemente hinchadas.

La tarea que incluya el movimiento más mínimo, como lavar o arreglarse el cabello, es realmente un desafío para esta mujer de 59 años. Smaksamam dice estar atormentada por su condición, y sentirse constantemente humillada. Es por cosas como esas que nunca fue a la escuela.

Pinterest

Sin embargo, no pudo llevar a cabo su objetivo de aislarse por completo del mundo: tener a dos padres muy viejos y enfermos en casa la obligó a hacerse cargo de ellos llevando la tienda de abarrotes de la familia.

E incluso mediante esa exposición tan baja al público (como lo es llevar una pequeña tienda en un barrio), logró llamar la atención de médicos de todo el mundo. Muchos de ellos le han ofrecido variadas operaciones de manos para disminuir la hinchazón, pero hasta el día de hoy ninguna se ha llevado a cabo.

La famosa mujer dice:

“Mis manos son tan pesadas que apenas puedo levantarlas para tomas el shampoo o atarme el cabello. Es muy difícil. Vestirme es algo doloroso y complicado.

AP

Algunos doctores dicen que la única solución es que me corte las manos si es que quiero caminar libremente. Pero no quiero hacer eso.”

El nombre científico de la condición de la mujer es Macrodistrofia Lipomastosa, ésta causa que enormes depósitos de grasa se distribuyan alrededor de sus manos y sus brazos. Y creyendo haber localizado muy bien l problema, y la forma de tratarlo, es que a la edad de 25 años se sometió a una serie de operaciones esperando resolver el problema.

Pero más que mejorar, las cirugías hicieron que su condición solo empeorara.

AP

Durante los últimos años no ha desistido, y ha vuelto a pasar por tres operaciones, pero sigue en una condición que es prácticamente incapacitante. 

En cuanto a opiniones de expertos que sigan manteniendo una carrera activa en el campo de la salud funcional y el embellecimiento, el cirujano plástico Eiju Uchinuma asegura: 

“Este caso es muy raro. Sus ambos brazos se agrandaron. Sus brazos y sus manos son enormes, así que se hinchan terriblemente, pero podría haber sido peor.

Mi diagnóstico es que ella es la primera y única persona en el mundo en sufrir de Macrodistrofia Lipotamosa desde los hombros hasta sus dedos, y en ambos brazos.

La causa de este mal es desconocida, y por ahora, incurable.”

Puede interesarte