Por Juan David Montes
20 diciembre, 2016

Hizo lo que quiso.

El pasado lunes 19 de diciembre una conductora dejó su auto en un estacionamiento de Mapperley, una zona comercial de Nottinghamshire (Inglaterra). La forma como se estacionó bloqueaba una de las vías del lugar y esto le impidió a otros conductores marcharse del lugar en un agitado día de compras navideñas.

Caters

La espera desesperó a varias personas afectadas, como Leanne Starbrook, quien fue citada por el medio británico Metro:

“Mi mamá me estaba esperando en el estacionamiento, pues nos reunimos todos los lunes para un café”.

“Ella ya había estacionado su auto pero cuando yo llegué nadie podía pasar, el coche estaba literalmente en medio de la vía”.

“Entonces toda la conmoción comenzó cuando la gente trató de pasar. No podíamos entender por qué alguien se había estacionado así”.

Desesperados por no poder movilizarse, algunos conductores incluso trataron de buscar al propietario del automóvil en las tiendas cercanas.

Leanne comentó que al ver que el freno de mano estaba desactivado, trataron de empujar el coche.

La propietaria del vehículo llegó con varias bolsas de compras a la 1:00 p.m.

Dos horas después de haberse estacionado.

La mujer puso las bolsas en el maletero y se retiró, como si nada. 

Ni siquiera se dio cuenta de que habían empujado su auto hacia un lugar diferente…

Ni se enteró del lío que causó su falta de interés por estacionarse de forma adecuada.

Puede interesarte