Por Vicente Quijada
6 julio, 2018

La acción del francés recordó a las exageradas reacciones de Neymar, ¿lo querrá imitar?

No fue, como era de esperar, un partido pacífico entre Uruguay y Francia. La clásica pierna fuerte de los charrúas se hizo presente desde el minuto 1, deteniendo a la fuerza los embates de los talentosos arietes galos, con Mbappé a la cabeza. Y fue, precisamente, el del PSG quien protagonizó un incidente que terminó por generar una contienda en medio de la cancha en el 68′. 

Tras dejarle el balón a Pogba con un taco, el delantero avanzó en diagonal y se encontró con el brazo del “Cebolla” Rodríguez, quien lo dejó con intencionalidad en su camino. Pero Kylian reaccionó como si se tratara de un balazo, y cayó al piso con escándalo. 

Y, si algo conoces del deporte rey, eso no se puede hacer contra la “Celeste”, menos si estos ya van perdiendo por 2-0 y el tiempo se les agota. El capitán Godín no tardó en notar la treta del francés y fue directo a levantarlo, con cierta violencia. Lo tomó del brazo, generando la reacción de los jugadores galos, que corrieron en defensa de su estrella. 

Así, se armó una contienda entre los futbolistas, con Tolisso intentando proteger a su compañero mientras Nandéz se enfrentaba a Umtiti y Pogba. Es más, fue precisamente el del United quien terminó por agredir al volante uruguayo, tomándole la cabeza y llevándosela al cuerpo. Una acción que, si el VAR y Pitana hubieran visto, fácilmente podría haber terminado con la expulsión del “8” francés. 

AP

Pero no, el referí argentino decidió cortar por lo sano y sólo le sacó amarilla al “Cebolla” y al delantero francés, por haber encendido la mecha de la pelea entre los jugadores. ¿Debió ser otra su determinación?

Puede interesarte