Por Josefina Pizarro
24 abril, 2017

Y, a pesar de todo, personas siguen defendiendo a Trump.

El año pasado, por estas mismas fechas, que saliera Donald Trump presidente era algo que nadie (excepto él, claro) se imaginaba. Todos apostaban por Hillary Clinton y era casi un hecho que ganaría. El problema es que no veíamos el trasfondo de Estados Unidos, los problemas internos que tenía y las medidas extremas que proponía el magnate contra ellas. Y ganó. Ahora, una imagen muestra la principal diferencia entre él y 5 de sus antecesores y créeme, te dejará pensando.

Creo que todos tenemos más que claro que algo extraño pasa entre el nuevo presidente de Estados Unidos y su esposa ¿no?

Digo, sólo hay que recordar la cara de Melania en el día de la inauguración, con su falsa sonrisa que denota terror.

O cuando el magnate sólo le toca el brazo y ella responde de la peor manera:

Muchos creen que la primera dama sufre de abuso por parte del hombre, pero hasta el momento no han dicho nada al respecto.

Hace poco alguien encontró estas imágenes de 5 diferentes predecesores de Trump y encontró algo en común: la manera en que tratan a sus esposas.

Para ser más específicos, un gesto tan básico como bajar del avión junto a la persona con la que decidiste compartir tu vida.

En la imagen, se ve a John F. Kennedy, Ronald Reagan, Bill Clinton, George Bush, Barack Obama y Donald Trump.

Cada uno llevando a su querida esposa a su manera.

@Yashar

Excepto nuestro “querido” presidente Trump, quien al parecer está tan ocupado que ni puede esperar a Melania.

@Yashar

¡No le llevaría más que unos segundos!

El usuario que subió la fotografía se llama Yashar y es un reconocido periodista estadounidense de New York Magazine.

“Seis diferentes administraciones. Nota: el creador me pidió que no los etiquetara en este tweet”.

Las opiniones en internet fueron, para mi sorpresa, completamente divididas.

Mientras algunos apoyaban al periodista:

“Trump no es un caballero. Melania siempre está sola”.

Otros apoyaban a Trump:

“Vamos @yashar (esto es lo que llamamos noticias falsas)”.

Algunos aceptaron que no sentían simpatía por la mujer, puesto que ella sola está ahí, sin que la obliguen (o eso espero).

“Aún no me siento mal por Melania”.

Y hasta los defensores de Obama salieron a escena.

“Obama incluso asumió el control como caballero caminando con Melania por las escaleras mientras que Donald Trump sigue adelante, inconsciente”.

¿Qué piensas tú de todo esto?

Puede interesarte