Está inspirando a miles de mujeres en todo el mundo.

Paige More, una neoyorquina de 24 años, decidió someterse a una cirugía preventiva tras haber dado positivo en la mutación del gen BRCA1, que aumenta el riesgo de cáncer de mama. Después de la operación, creó una cuenta de Instagram en donde ha documentado día a días sus avances.

Instagram

Desde que Paige se hizo aquel examen, que confirmó el riesgo que tenía de padecer cáncer, su vida dio un giro inesperado. La solución era someterse a una doble mastectomía, algo que no es una decisión sencilla para una mujer.

De igual forma lo hizo, en el momento en que se dio cuenta de que su vida se había convertido en una paranoia esperando un diagnóstico de cáncer.

Instagram

Al día siguiente de ser operada pidió a las enfermeras que le dejasen ver sus senos, una acción que iba en contra de la recomendación que le hizo la doctora, pero se sorprendió al notar que aún tenía buena parte de sus pezones.

“Tenía muchas ganas de ver si mis pezones estarían allí. Tenía miedo de que me viera como Frankenstein. Pero todavía los tenía”, dijo al Daily Mail.

Ella se define a sí misma como una “pre-sobreviviente”, siendo una mujer descendiente de una familia con un gran historial de cáncer.

Instagram

La documentación en Instagram de su historia y de su vida antes de la operación y después de la intervención quirúrgica le ha merecido una fama repentina. Ha brindado entrevistas a medios de comunicación e incluso sorprendió al desfilar en la Semana de la Moda de Nueva York, una de las pasarelas más prestigiosas del mundo, que rindió tributo a las mujeres sobrevivientes del cáncer.

Paige se ha propuesto vencer al cáncer antes de que aparezca. Y mostrar la realidad de su situación en sus fotos y vídeos: sin esconder sus cicatrices, los momentos en que necesita llorar o, incluso, los momentos de felicidad.

Instagram

Muchas de las mujeres que se han enterado de su caso se hicieron chequeos médicos, inspiradas en su historia, según explicó Paige.

Desde entonces ha hecho contactos con decenas de sobrevivientes de cáncer de mama en todo el mundo y en menos de dos meses ha acumulado un ejercito de seguidores en Instagram de cerca de 13.000 cuentas, una cifra nada despreciable.

¿Qué opinas de su historia?

Puede interesarte