Por Camila Cáceres
21 diciembre, 2016

“Eres la cosa más sexy que he visto, voy a hacer algo altamente sexual contigo”. Eso le dijo al policía.

Es como si hubiese estado tratando de ganar algún extraño tipo de bingo de la depravación: Jamie Schmude, una madre de 30 años, iba conduciendo, ebria y desnuda de la cadera hacia arriba, cuando se le ocurrió que era el momento perfecto para una selfie. Este es el tipo de cosas que realmente te hacen creer que existe algún tipo de divinidad, porque a pesar de que perdió el control de su auto y chocó en esas condiciones, salió ilesa.

La policía igualmente la llevo al hospital, donde la mujer recuperó la suficiente consciencia para comenzar a gritar y “hacer una escena”. Después de 20 minutos, por fin se durmió, sólo para despertar cada tanto y “eructar con mucho ruido y un fuerte olor a alcohol”.

Facebook

En un momento despertó, miró al policía y le dijo:

“Eres la cosa más sexy que he visto, voy a [hacer algo altamente sexual contigo]”.

La censura no es nuestra, sino del reporte oficial que tuvo que escribir el pobre uniformado.

Martin County Sheriff’s Office

Esta señorita procedió a meterse mano al menos tres veces (también mencionado dentro del reporte oficial) en la consiguiente interrogación. 

Se encuentra actualmente acusada de conducir en estado de ebriedad ya que se le encontró un contenido de 0.168 de alcohol en el cuerpo. El límite legal en Florida es 0.08.

¿Qué te parece?

Puede interesarte