Por Ignacia Godoy
21 Abril, 2017

“¡No puede ser tan bueno!”.

En un partido de tenis o lo que sea el deporte que se esté jugando, siempre es necesario tener plena concentración en lo que se está haciendo. Sobre todo en el tenis donde el partido depende totalmente de ti. Cualquier sonido exterior podría acabar con tu técnica y así también con la copa que quieres ganar.

En Florida, algo totalmente desconcertante ocurrió. Mientras estaban enfrentándose en un partido (Sarasota Open), Frances Tiafoe y Mitchell Krueger escucharon unos ruidos extraños. No solo ellos, claro, sino que todo el público miró con cara de desconcierto hacia diferentes direcciones.

Youtube

Los comentaristas de la competencia no sabían qué hacer (tampoco sabría yo) y pensaron que era un video sexual que se le había abierto a uno de los asistentes. Sin embargo, los sonidos continuaron cada vez más fuertes y nadie podía ignorar el hecho de que eran dos personas teniendo sexo.

Youtube

Lo más impresionante de todo fue que ni siquiera estaban cerca de la cancha misma, sino que en unos apartamentos al frente de lugar en el que se estaba celebrando el Sarasota Open. “¡No puede ser tan bueno!”, gritó Frances Tiafoe desesperado.

Youtube

Quizás sí era así de bueno Tiafoe. Eso sí, no podemos negar que si existe una distracción terrible en el mundo para un partido de tenis, sería escuchar a dos personas teniendo relaciones cerca tuyo. Ese punto te lo damos.

¿Habías escuchado algo parecido?

Te puede interesar