Tras 30 minutos, la temperatura alcanzó los 46 grados dentro del vehículo. No podía soportarlo más.

Muchas personas siguen creyendo que dejar a un niño o una mascota dentro de un auto a pleno sol, no es tan peligroso si es solo por algunos minutos. Lo cierto, es que la temperatura al interior alcanza niveles tan altos, que la deshidratación y la muerte es bastante posible.

Por eso, Zephanie Woodward, una veterinaria dispuesta a crear consciencia al respecto incluso exponiendo su propia vida, quiso demostrar la gravedad del asunto.

Se armó de valor, buscó un lugar soleado para estacionar su auto y cuando lo encontró, subió las ventanas -solo dejó una con algo de ventilación- y se quedó encerrada dentro junto a un termómetro y cronómetro para medir los cambios de temperatura durante los minutos que soportara estar dentro.

Deadline News

De acuerdo a las imágenes que fueron captadas por una cámara instalada por la misma veterinaria, se puede ver que al comienzo del experimento la temperatura alcanzaba los 31 grados dentro del auto. Y solo después de 7 minutos, aumentó a 38 grados. “Estoy un poco cansada, pero contenta de no ser un perro con abrigo de piel” comentó mientras se le veía notablemente afectada.

Deadline News

A los 12 minutos, las temperaturas se elevan a 40 grados, y la profesional admite que se está volviendo insoportable estar dentro del auto. “Estoy sudando ahora. Si fuera un perro estaría jadeando y, por lo tanto, perdería agua. Necesitaría una bebida”.

Y luego comenta “Se está acercando al punto en el que definitivamente me siento incómodo”.

Deadline News
Deadline News

Finalmente la especialista en animales soportó 30 minutos dentro del automóvil, visiblemente sudorosa y con el rostro colorado por el calor sofocante que sentía con 46 grados. “Ya he tenido suficiente. Me voy de aquí. Estoy bastante convencida de que si fuera un perro, probablemente me encontrarías colapsado en el fondo de tu automóvil” dijo antes de terminar la grabación.

Deadline News

Tras publicar su experiencia en la página de Facebook del Hospital Veterinario Shepherds, muchos usuarios se sorprendieron y agradecieron su valentía al intentar crear conciencia sobre el cuidado y responsabilidad de los animales de una forma tan fuerte, pero real.

Puede interesarte