Por Catalina Yob
17 julio, 2017

El impresionante hecho provocó que el gobierno de Estados Unidos actuara de inmediato.

Los vestigios de la guerra han pueden ser localizados en los lugares más recónditos e impensados. A pesar de la gran cantidad de años que han transcurrido desde una de las grandes masacres a nivel mundial, las consecuencias de la Segunda Guerra Mundial pueden ser encontrados en lugares mucho más mundanos que los museos de historia natural que siguen asombrando a sus espectadores. 

Esto pudo ser comprobado recientemente tras un inédito hallazgo en una localidad en Alemania. Un viejo árbol acogió los restos de un piloto estadounidense, cuyo avión se estrelló mientras rondaba por Europa. Hoy y a más de 70 años de su muerte, su familia finalmente ha podido reencontrarse con William J. Gray, quien murió a los 21 años, y darle un funeral apropiado.

Q13Fox
Q13Fox
Q13Fox

El inédito hallazgo que surgió tras una investigación de rutina por el sector, provocó que el gobierno de Estados Unidos hiciera los trámites de repatriación de sus restos, los cuales fueron cargados por personal militar del país y entregados posteriormente a sus familiares. 

La estructura del árbol permitió que los huesos del aviador se conservaran en perfecto en estado, luego de que éstos se incrustaron por completo en la superficie tras el fuerte impacto de la máquina contra el cemento. 

Q13Fox
Q13Fox

Los restos de J. Gray fueron enterrados en Washington en compañía de su mejor amigo, quien murió en la guerra de la misma forma. 

Te puede interesar