Trabajaba con Michael Jackson, The White Stripes, y los diarios The New York Times y The Guardian… pero luego se volvió alcohólico, adicto a la cocaína y también a la heroína. Lo que vivió fue “gráfico, inquebrantable y potente”.

Graham MacIndoe pasó toda su infancia en pequeños pueblos de Escocia, y tras estudiar arduamente pintura y fotografía en Edimburgo y luego Londres, comenzó a cumplir sus sueños. Casi sin darse cuenta, ya vivía en Nueva York y viajaba seguido por el mundo para retratar a figuras tan importantes como Tony Bennett, Michael Jackson y The White Stripes.

Graham MacIndoe

Todo era éxito, pero las grandes fiestas a las que acudía comenzaron a llevarlo por otro camino: primero fue el alcoholismo, pero luego, al ver a sus amigos drogándose, quiso probarlo… en poco tiempo se volvió un hábito.

Graham MacIndoe

Cayó completamente en la adicción… llegó tan bajo que fue arrestado durante cuatro meses por posesión y consumo de drogas. En esos pésimos momentos, había algo que no perdía: su instinto fotográfico. Un día, con poca noción de lo que pasaba a su alrededor, logró mirarse en un espejo: por primera vez fue consciente de lo mal que lucía.

Graham MacIndoe

En ese momento empezó a retratarse y a ver lo horrible que era todo lo que lo rodeaba. Su poco peso, su crudo aspecto… como lucía al inyectarse una jeringa.

Graham MacIndoe
Graham MacIndoe
Graham MacIndoe

No lo hizo por trabajo, pero sí sintió que lo que hacía era más importante que fotografiar a otros.

Graham MacIndoe

Luego su pareja, Susan Stellin, se sumó en su lucha. Con la ayuda de esta periodista y escritora, Graham logró rehabilitarse.

Ya lleva 8 años sin consumir y las crudas fotografías que se tomó en el proceso están expuestas hoy en la Galería Nacional Escocesa del Retrato de Edimburgo. La muestra se titula Graham MacIndoe: Dejando las drogas. Además, escribió un libro en el que cuenta su historia, titulado Adicción, prisión, recuperación, amor: memoria de una pareja.

Graham MacIndoe

Por suerte, tampoco dejó la fotografía de lado y volvió a estar en lo más alto del ámbito, y hoy trabaja junto a personajes como Matthew McConaughey. Pero su prioridad sigue siendo mostrar la difícil situación que atravesó.

“Lo que estoy mostrando, al desnudo, es qué es lo que pasaba conmigo. Lo que quiero que la gente se lleve es que puedes caer muy bajo pero puedes volver a levantarte y estar limpio y saludable y encontrar la recuperación”.

-Graham MacIndoe-

Una cruda pero inspiradora historia. 

Graham MacIndoe

¿Qué piensas tú de lo que atravesó Graham?