Por Catalina Yob
7 diciembre, 2017

Seis mujeres fueron las escogidas para representar al centenar de víctimas por abuso sexual en Hollywood, sin embargo una no aparece.

La valentía de una mujer incentivó a que cientos de otras alzaran su voz en contra de uno de los íconos de Hollywood. De la noche a la mañana, el mundo del cine se vio inmerso en un escándalo de enormes proporciones, el cual recorrió el mundo y provocó estupor entre todos aquellos que conocen y conocieron al multimillonario productor, Harvey Weinstein. El cofundador de la afamada compañía «The Weinstein Company» pasó de ser uno de los productores con mayor renombre en la industria, a un hombre que hoy suma más de 100 acusaciones por abuso y/o acuso sexual. 

La estrepitosa cifra de denuncias sigue aumentando alarmante conforme al transcurso del tiempo, hecho que ha provocado un verdadero movimiento entre los actores, quienes aseguran que el acoso sexual es desafortunadamente una realidad con la que coexiste Hollywood desde tiempos remotos. 

Lista de las presuntas víctimas de Harvey Weinstein/ Wikipedia
Danny Moloshok
AP

Las redes sociales han sido las plataformas que han recogido en cierta forma estas acusaciones y en donde surgió el multitudinario movimiento a través del hashtag «MeToo» (Yo también). Éste buscó fomentar a las víctimas de acoso a denunciar los ataques, sin importar el nombre o la fama del presunto agresor. Hoy estas mujeres han sido premiadas por la revista TIME por romper el silencio y permitir que este tipo de ultraje saliera a la luz pública, hecho que se refleja en la última portada del año, la cual revela a la «Persona del año».

Se trata de seis mujeres, de las cuales una decidió mantener su identidad privada, quienes representan al numeroso grupo de víctimas de agresión sexual. Ashley Judd, Taylor Swift, Susan Fowler e Isabel Pascual son las mujeres escogidas por TIME para ilustrar este movimiento. La sexta mujer, quien sólo accedió a mostrar su brazo, pidió que su identidad y testimonios permanecieran en el anonimato. 

TIME

El editor en jefe de la revista, Edward Felsenthal esgrimió que la decisión de catalogarlas como «Persona del año» fue debido a que ellas «le dieron voz a aquellos secretos que se sabían a voces, por trasladar susurros a las redes sociales, por forzarnos a todos a no aceptar lo inaceptable. Las que rompieron el silencio son la persona del año». 


 

Puede interesarte