Por Constanza Suárez
11 diciembre, 2019

Las compañías petroleras internacionales provocaron una real catástrofe en ambiental en la zona. Las consecuencias están en la vida de las personas, el trabajo y el medioambiente.

En 1956 fue la primera vez que Bayelsa, en Nigeria, fue bombeado con petróleo por la empresa Shell. Desde entonces, varias compañías internacionales han extraído petróleo del otro lado de Delta del Níger.

En Bayelsa y en otros lugares, las comunidades han enfrentado una catástrofe ambiental. Alrededor de 40 millones de litros de petróleo se derraman cada año en Delta del Níger, según la campaña Rise for Bayelsa.

Arteh Odjidja

El aire, la tierra y el agua han sido contaminados. Estudios han informado efectos devastadores sobre la salud y estilo de vida de los residentes. Grandes áreas de las vías fluviales y manglares del estado, uno de los ecosistemas más diversos de África, han sido destruidas o están en riesgo.

Las tierras se han envuelto en petróleo, contaminando los cultivos y exponiendo a las personas a altos niveles de metales pesados como el cromo, el plomo y el mercurio.

Arteh Odjidja

Mientras tanto, las erupciones de gas, donde el gas natural asociado con la extracción de petróleo se quema en la atmósfera, han llenado el aire con contaminantes y han creado lluvia ácida.

Además de significar un impacto brutal para el medioambiente, también lo es para las personas. Tres cuartos de la población -estimada en 2 millones de personas- dependen de la pesca o la agricultura.  “Esas comunidades se están involucrando en otras formas de sobrevivir. Y es por eso que ha habido un gran aumento en las actividades criminales, así como en el refinamiento artesanal, todo para sobrevivir”, dijo el lugareño Udengs Eradiri a The Guardian.

Arteh Odjidja

Por su parte, Shell, una de las compañías petroleras internacionales que opera en Bayelsa, asegura que los derrames de petróleo causadas por el robo en su forma cruda, la refinación ilegal y el sabotaje son lo que causan el mayor daño ambiental. 

La compañía dice que sus esfuerzos para limpiar las áreas a veces se han visto obstaculizados por la inestabilidad, ya que sus empleados no pueden acceder de manera segura a las áreas afectadas.

Arteh Odjidja

El efecto de la industria petrolera en la salud de las personas en Bayelsa no se detiene y está más palpable que nunca «La esperanza de vida se acorta, tan baja como 45. Solíamos tener una población muy antigua pero, en este momento, eso ya no es tan visible como solía ser», dice Eradiri. 

Un estudio compartido por The Guardian estima que, solo en 2012, 16 mil bebés murieron en su primer mes de vida debido a la contaminación por petróleo en Delta del Níger.

Arteh Odjidja

La campaña Rise for Bayelsa ha hecho un llamado a las compañías petroleras internacionales para que limpien los derrames de inmediato, proporcionen una compensación rápida a todas las comunidades afectadas y desarrollen soluciones a largo plazo para evitar más de estos incidentes. La campaña también invita a las petroleras a invertir en proyectos sostenibles en todas las comunidades en las que operan.

 

 

 

 

Puede interesarte